•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En ese sentido, durante muchos años se empleó una fórmula tripartita para lograr la belleza que consistió en la combinación de sonido, ritmo y palabra; sin embargo, los cánones originales se rompieron, dando espacio a miles de posibilidades poéticas que han tenido adeptos en todos los rincones del mundo pero que también han generado reacciones.

“En los últimos 30 años el lenguaje figurado ha estado raptado, lo han expropiado, a muchos poetas les daba vergüenza decir que lo usaban, algunos decían que la metáfora es burguesa, pero en realidad el arte es una pasión disciplinada, no hay que escribir como se habla sino hablar como se escribe”, afirma sin dilaciones el poeta Juan Chow, quien está dirigiendo los talleres literarios ¡Eureka?, en los que “abordará la creación poética desde la precisión y estética de la imagen, sus símbolos y metáforas, en contracorriente del lenguaje convencional exteriorista”.

Los talleres organizados por Héctor Avellán iniciaron el 2 de junio y este sábado 4 de agosto será la tercera edición bajo el tema ¿Qué tan libre es el verso libre?, que sigue el objetivo de hacerle ver a los aspirantes a poetas que el verso no es libre absolutamente, sino que tiene su disciplina que es la armonía, la regla común en todo el arte.

“Se puede librar de la rima y de la métrica pero no de la armonía, no del ritmo, porque el arte es una disciplina, una emoción disciplinada, una disciplina emocionada”, sentencia Chow.

Asimismo, el poeta manifiesta que hay que reivindicar el lenguaje figurado, compacto, sencillo y profundo, que no se confunda lo simple con lo sencillo, “porque ese ha sido el problema que ha propiciado que en los últimos 30 años no haya poemas con poesía, se han quedado solo en la estructura, sin regla porque se llegó a detestar la norma estética”.

Para Chow el discurso poético general actual gira en torno de una frase de Ernesto Cardenal que dice que hay que escribir como se habla y “de alguna manera la gente se quedó desagradada con la metáfora, riñeron con ella, con la imagen y con los tropos, se apartaron de eso y cayeron en una especie de discurso que confunde lo conversacional, el exteriorismo norteamericano y la prosa prosaica, e incluso la prosa sufrió un manoseo horrible, hasta se creyó que era fácil”.

Este sábado el taller iniciará a las nueve y terminará a las doce, en el Palacio de la Cultura. También estará como invitada especial la poeta e investigadora de arte, Helena Ramos, quien tendrá una conversación con los talleristas sobre la brevedad del haikú, poesía japonesa que derivó del ahaikái chino.

Así que desde ¡Eureka! Juan Chow lucha contra lo que el llama la poesía con un lenguaje de receta médica o como una nota periodística que tiene que ir sin detenerse en metáforas, abogando porque se establezca en el país “un mundo literario, porque hasta ahora ha habido mucho mundo politizado en el que de lo menos que se habla es de estética, pues se ha ideologizado el arte y se está muriendo por eso”.

Finalmente, Juan Chow compartió que busca una reivindicación para el goce del arte, y que el placer debería ser decretado como un derecho humano.

Para conocer más acerca de ¡Eureka! pueden visitar oficiosdelcaos.blogspot.com