•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A sus 51 años lanza su primer disco “Soy pinolero”, en el que hizo una selección de 10 temas inéditos de su autoría, y en el que incluye ritmos variados como cumbia y boleros.

Él es la prueba misma de que nunca es tarde para perseguir sus sueños. Se muestra ajeno a la competencia reñida por jóvenes bisoños, con toda la energía por abrirse campo. Su interés está en aportar a la cultura de su terruño, es por eso que en la lirica de sus canciones se declara enamorado de la Tierra de Lagos y Volcanes que lo vio nacer, y es esta el objeto de su inspiración.

Precisamente ve en los temas que aborda su fortaleza y peculiaridad, pues el semillero de talento que germina tiene otras “musas”. Así que pone a la disposición sus composiciones como aporte y legado a esta generación que de lo menos que carece es de talento.

Su primer sencillo: “Soy Pinolero”. Al ritmo de cumbia habla sobre lo que disfruta de ser nicaragüense, paisajes, gastronomía, costumbres..., “Amor del bueno”, es el segundo tema, una balada romántica sobre el proceso de enamoramiento.

Para la realización de su disco contó con la participación de artistas como Milciades Poveda, de los Junglares y ahora parte del staff de Carlos Mejía Godoy; el cantautor Juan Solórzano, los músicos: Martin Ruiz, Oscar Silva y Alejandro Hernández, “Kalin”.

Sacar este disco le tomó dos años, tiempo que no solo dedicó a grabar, sino que invirtió en la selección de música y búsqueda de patrocinio. La grabación de cada canción vale 400 dólares, él logró conseguir la mitad y para cubrir la otra parte, “quebró el chanchito”; es decir, utilizó los ahorros de su trabajo de 25 años de docencia como maestro de guitarra, solfeo y flauta dulce, para así realizarse en su faceta artística que ve materializada en este disco que nos presenta.

Para adquirir el disco y apoyar a Eddy Rodolfo, pueden llamar al 2252-8066 y al 8378-2461. También está disponible en el Mercado Roberto Huembes, cafetín Juanita, frente a donde venden rosquillas.