•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Lupus Eritematoso Sistémico, también conocido como LES, por sus iniciales, es un trastorno autoinmunitario crónico que origina grandes problemas a los médicos, debido a que puede simular diversas enfermedades en el mismo paciente.

Entre la sintomatología típica nos encontramos con que puede originar erupciones cutáneas, artritis, anemia, convulsiones o problemas psiquiátricos y, a menudo, afecta otros órganos internos entre los que se incluyen el riñón, los pulmones y el corazón.

Cabe resaltar que el hecho de que el Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad autoinmunitaria, significa que el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error al tejido sano. Esta situación lleva a que se presente en el paciente una inflamación prolongada de tipo crónica.

Asimismo, si se trata de buscar causas, se debe señalar que hay distintos factores que pueden influir en el sistema inmunitario y provocar lupus.

En ese sentido se han supuesto varias hipótesis, entre ellas las causas genéticas y las ambientales. La exposición a la luz solar también podría ser un factor provocador de la patología; de hecho, muchos individuos con lupus tienen fotosensibilidad a los rayos ultravioleta.

Asimismo, las hormonas, en concreto los estrógenos femeninos, también se han propuesto como causantes de la enfermedad, esto basado en que se ha observado que las píldoras anticonceptivas pueden acelerar su aparición en mujeres genéticamente predispuestas.

Síntomas

Entre las manifestaciones típicas del LES, se incluyen:

Erupción en las mejillas con aspecto de “alas de mariposa”.

Erupción cutánea en las zonas expuestas al sol.

Úlceras en el paladar y en las fosas nasales.

Artritis de una o más articulaciones.

Inflamación de riñón (nefritis).

Afectación del sistema nervioso, incluyendo convulsiones, alteraciones mentales o accidentes vasculares cerebrales (ictus).

Puede haber fiebre y adelgazamiento.

Pérdida o caída del cabello.

Inflamación de los ganglios linfáticos

Otros síntomas dependen de qué parte del cuerpo esté afectada:

Cerebro y sistema nervioso: dolores de cabeza, entumecimiento, hormigueo, convulsiones, problemas de visión, cambios de personalidad.

Digestivo: dolor abdominal, náuseas y vómitos.

Corazón: ritmos cardíacos anormales (arritmias).

Respiratorio: expectoración con sangre y dificultad para respirar.Piel: color desigual de la piel, dedos que cambian de color cuando hace frío (fenómeno de Raynaud).

Las pruebas de laboratorio son determinantes para establecer el diagnóstico de LES, y se puede encontrar una serie de alteraciones juntas o por separado:
Número disminuido de glóbulos blancos (leucopenia).
Número disminuido de glóbulos rojos (anemia).
Número disminuido de plaquetas.
Alteraciones en análisis de orina.
Disminución de las proteínas del complemento (un sistema de proteínas del plasma sanguíneo que forma parte del sistema inmunitario).
Presencia de anticuerpos que no se encuentran en las personas sanas. En especial, los anticuerpos antinucleares (ANA) son casi siempre positivos en el LES.
Radiografía de tórax
Biopsia renal y de la piel
 Pruebas y exámenes.
 
Esta enfermedad puede alterar también los resultados de los siguientes exámenes:
Componente 3 del complemento (C3 y C4)
Crioglobulinas
Exámenes de sangre para la función renal
Exámenes de sangre para la función hepática
Factor reumatoideo.
Tratamiento.
La enfermedad se puede tratar con:
Antiinflamatorios no esteroides (AINES) para combatir la artritis y la pleuresía.
Cremas que contienen corticoesteroides para tratar las erupciones de piel.
Un medicamento antipalúdico (hidroxicloroquina) y dosis bajas de corticosteroides para los síntomas cutáneos y artríticos.
Corticoesteroides o medicamentos en altas dosis para disminuir la respuesta del sistema inmunitario.
Fármacos citotóxicos (que bloquean el crecimiento celular). Estos medicamentos tienen efectos secundarios serios. El médico lo debe vigilar muy de cerca.
Si usted padece lupus, también es importante tener:
Cuidado cardiaco preventivo.
Los síntomas graves, tales como anemia hemolítica, compromiso cardíaco o pulmonar extenso, nefropatía o compromiso del sistema nervioso central a menudo requieren tratamiento por parte de médicos especialistas
Usted debe usar ropa protectora, gafas de sol y protector solar cuando está expuesto al sol
Vacunas actualizadas.
Exámenes para detectar desmilinizacion de los huesos (osteoporosis).
El LES causa daño a muchas partes diferentes del cuerpo, entre ellas:
Coágulos de sangre en las piernas (trombosis venosa profunda) o en los pulmones (embolia pulmonar).
Destrucción de los glóbulos rojos (anemia hemolítica) o anemia por enfermedad crónica.
Líquido alrededor del corazón (pericarditis), endocarditis o inflamación del corazón (miocarditis).
Líquido alrededor de los pulmones (derrame pleural) y daño al tejido pulmonar.
Complicaciones del embarazo, incluyendo aborto espontáneo.
Accidentes cerebrovascular.
Plaquetas extremadamente bajas en la sangre (trombocitopenia).
Inflamación de los vasos sanguíneos.
Cuándo contactar a un profesional médico
Consulte con el médico reumatólogo si presenta síntomas de LES. Consulte igualmente si ya padece esta enfermedad y los síntomas empeoran o si se presentan nuevos síntomas.
Tome nota: El doctor Frank Rodríguez Cabrera, fisiatra, atiende en el Centro Médico Finlay. Teléfono: 2270-6273

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus