•   Boston, Massachusetts, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La gira dio inicio con un concierto al aire libre en la Plaza de la Alcaldía de Boston, donde cientos de centroamericanos se dieron cita para celebrar juntos por primera vez la independencia de los cincos países del área, lo que fue todo un éxito.

Muchos nicaragüenses junto a otros hispanos que asistieron a ese concierto gratuito se mostraron muy emocionados, dando lugar a que Luis Enrique realizara cuatro presentaciones más en diferentes escuelas y universidades de esta ciudad.

Ronald Olivares, quien viajó desde Nueva York para presenciar el concierto en vivo de Luis Enrique, se regresó satisfecho a la “Gran Manzana” porque el cantautor llenó todas sus expectativas.

“Nunca pensé que tendría la oportunidad de compartir con Luis Enrique y su grupo. Todos ellos son personas muy sencillas, sentí que realmente son gente del pueblo, algunas personas cuando logran ser un poco popular se les sube el ego, pero Luis Enrique y su grupo son todo lo contrario y gracias a esa humildad sentí que recuperé mi identidad como nicaragüense”, apuntó Olivares, quien vivió en la comarca de Copaltepe, Nagarote.

Para el joven cantautor Luis Pastor, la experiencia que vivió en Boston ha sido muy enriquecedora “porque he tenido la oportunidad de compartir con personas de todas partes del mundo con un mismo fin, el cual es promover la esperanza, la paz, nuestra cultura, nuestras raíces, nuestra raza y nuestra unidad latinoamericana”, explicó.

En ese mismo orden, Luis Enrique aconsejó a los jóvenes hispanos para que nunca olviden sus raíces y que mantengan siempre en la memoria a sus padres, ya que ellos“tuvieron que pasar por muchos riesgos y miseria cuando prendieron el vuelo en busca de un mejor horizonte, y gracias a esa travesía hoy los jóvenes tienen una vida más digna que la de muchos jóvenes de Latinoamérica”.

Los recitales musicales que iniciaron en la zona de East Boston y que concluyeron en dos principales universidades de esta ciudad, contagió a cientos de estudiantes que sin saber la letra de la música de Godoy, tararearon sus canciones.

Por otra parte, Luis Enrique aprovechó el espacio para dirigirse a muchas personas que siempre le hacen las mismas preguntas sobre su música. “Hoy finalmente voy a contestar lo que me cuestionan desde hace muchos años, ¿por qué sigo cantando si mi música está trasnochada?, dicen que estamos viviendo en diferente época, y que debería dejar de cantar. Mi presentación en Boston es la respuesta a esa pregunta, la canción sigue siendo una herramienta para la paz, para la democracia y la unidad de los pueblos”, contestó.