•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Desde su debut en Wall Street, en diciembre pasado, el exclusivo diseñador de moda estadounidense Michael Kors ha visto disparar sus beneficios y casi triplicarse su acción en bolsa, prueba de la capacidad de recuperación del sector del lujo en medio de una economía aletargada.

La marca prêt-à-porter que lleva su nombre, lanzada en 1981 y desde 2004 dividida en varias líneas, desde la lujosa "Michael Kors" a las más accesibles "MICHAEL" y "KORS", ha pisado fuerte tanto en la Bolsa de Nueva York como en las pasarelas.
Su colección de primavera 2013 fue todo un éxito en la Semana de la Moda de Nueva York a principios de septiembre.

Los diseños de Kors, elegantes pero también casuales, recuerdan a los vestidos de Yves Saint Laurent de 1960 inspirados en Mondrian, en una colección llena de atrevidos rojos y amarillos y accesorios inteligentes.

Quienes marcan tendencia en Estados Unidos a la hora de vestir eligen las creaciones de Kors, desde la celebridad de Hollywood Kim Kardashian, vestida con un traje de baño blanco y dorado en fotos que se volvieron virales en las redes sociales, hasta la primera dama Michelle Obama, quien llevó un vestido de noche negro de una sola manga en una gala en Washington el sábado.

El entusiasmo parece contagioso. La compañía Michael Kors Holdings Ltd. más que duplicó su beneficio en el año fiscal 2011 finalizado en marzo, en comparación con el año anterior, con ventas que pasaron de 126.1 millones dólares a 1,300 millones.

En la Bolsa de Nueva York, las acciones bajo el símbolo de cotización KORS se han disparado desde la oferta pública inicial en diciembre, pasando de 20 dólares a más de 54 al cierre del lunes.

Pero ese éxito hizo que un grupo de accionistas anunciara el martes su plan de vender 23 millones de acciones a 53 dólares cada una, con lo cual éstas cayeron 4.04% el martes en medio de una venta masiva global, ubicándose en 52,30 dólares.

La capitalización bursátil de la compañía, que se encuentra en el extremo superior de la ropa prêt-à-porter y tiene accesorios al nivel de su compatriota Ralph Lauren, está valorada en unos 10,350 millones.

"Seguimos muy impresionados por los logros y el impulso que muestra la marca KORS", dijo Randal Konik, un analista de Jefferies.