•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Josefina y Armenio, personajes de la obra Ay amor ya no me quieras tanto van para España. Esta vez ya tienen sus maletas listas para abordar un avión que los llevará a Cádiz, donde representarán a Nicaragua en la XXVII edición del Festival Iberoamericano del Teatro de Cádiz, que es uno de lo más importante que hay en Europa.

Hijos de la pluma de la actriz y dramaturga nicaragüense Lucero Millán, estos personajes que viven sobre las tablas una historia de amor que no tiene nada que ver con la pasión ni con la pareja, son llevados a escena por el grupo de Teatro Justo Rufino Garay, un verdadero referente de este arte en nuestro país que cuenta con 33 años de experiencia.

Cabe destacar que el Justo Rufino ha sido una escuela y un semillero teatral que goza de la particularidad de tener su propia sala de teatro con programación permanente y su grupo profesional que según el actor René Medina, andan siempre en busca de una propuesta escénica que permita la efectividad de sus mensajes.

Según explicó el actor, en este festival estarán los grupos iconos del teatro por lo que prácticamente se reúne lo mejor de Iberoamérica, de ahí que para ellos sea un gran privilegio poder proyectar el trabajo nicaragüense y “más cuando se trata de una obra nuestra que tiene como antecedentes que ya estuvo en Argentina, en tres festivales en Ecuador, también hace poco anduvimos de gira por Honduras y en el Festival Nacional de Teatro en Nicaragua”.

Medina también compartió que están muy contentos por ir a Europa, aunque no es la primera vez “lo vemos como un espacio de encuentro, de reflexión porque en esa jornada de teatro realizan coloquios sobre el arte en Iberoamérica y conferencias sobre la especialidad del teatro, no es competitivo porque los invitados van por la excelencia y la calidad que les caracteriza por eso es una gran responsabilidad representar al país”.

Van pagando su pasaje

Algo muy importante es que ni la crisis pudo detener la realización de este festival que dicho sea de paso se vio afectado por un recorte presupuestario que obliga a los invitados a pagar su pasaje por lo que los integrantes del Justo Rufino asumirán el costo de los cinco boletos para el staff que representará a Nicaragua.

Afortunadamente, los actores en ningún momento se han desmotivado ante la falta de apoyo así que invitan a las personas particulares, empresas e instituciones culturales cuatro funciones para la compra de esos pasajes. Ojalá que las empresas y las instituciones culturales a que se sumen a la campaña de recaudación de fondos para la compra de los pasajes.