•   Los Ángeles, EU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La actriz mexicana Salma Hayek canaliza la felicidad que reina en su vida personal a través de comedias como "Here Comes the Boom", de estreno este viernes en EU, y afirma que a sus 46 espléndidos años ha dejado atrás su etapa más "melodramática" y prefiere hacer reír al espectador.

"Quizá antes hacer reír me costaba más. Ahora es al revés. Me cuesta llorar. La verdad es que estoy muy contenta de estar contenta", afirmó la intérprete.

"De joven era mucho más melodramática. Siendo actriz, había momentos que hasta disfrutaba del dolor, de sufrir un poco. Bueno, no lo disfrutaba, pero tenía tendencia al melodrama. Se me daba bien hacer llorar. Cuando ahora me toca un personaje que sufre, con el que hay que meterse en rincones y rebuscar, lo hago sin ningún problema, pero me gusta más hacer comedias", apuntó.

En "Here Comes the Boom", los recortes en el presupuesto amenazan con cancelar el programa de música de un instituto estadounidense, hasta que un profesor de Biología (Kevin James) comienza a recaudar dinero trabajando como luchador de artes marciales mixtas.

Hayek, que ya había trabajado con James en "Grown Ups" (2010), encarna a Bella, la enfermera de la escuela por la que el protagonista bebe los vientos y que se convertirá en su principal apoyo.

Tanto disfruta la mexicana de trabajar con James que acaba de terminar el rodaje de la secuela de "Grown Ups", donde coincide con él y con otro símbolo de la comedia estadounidense: Adam Sandler.

Su personaje en "Here Comes the Boom" está en las antípodas de la imagen sexy de algunos de sus trabajos más célebres ("Desperado", "FromDuskTillDawn") e incluso otros tan recientes como "Americano" (2011), donde encarnaba a una prostituta y "stripper".

"Me tienden a dar personajes que son así, no es que yo lo trate de añadir. Como enfermera de un instituto no tengo por qué ser sexy. De hecho, si tienes ese trabajo tienes que tener un poco de cuidado e ir recatada", explicó Hayek en español.

A veces la lengua no quiere hablar inglés

"He trabajado mucho más en inglés que en español como actriz, así que ya me acostumbré. Al principio se me hacía raro actuar en ese idioma aunque ya no me toma tanto trabajo. Eso sí, sufro con algunas palabras de vez en cuando. Me dan días que me levanto y la lengua no quiere hablar inglés", declaró.

Hayek, todo un icono del poder latino en Hollywood, se congratuló de que en las últimas semanas películas como "End of Watch" y "Hotel Transylvania", con Michael Peña y Selena Gómez respectivamente, hayan liderado la taquilla estadounidense.

"Los latinos hemos conseguido una presencia constante en el cine americano. Al principio no existía. Luego salía uno de vez en cuando. Ahora salen con frecuencia y es importante", expresó.

Precisamente el acercamiento a la población hispana es uno de los motivos por los que, asegura, votará a Barack Obama en las próximas elecciones presidenciales, aunque Hayek cree que el país necesita un fuerte empujón.

"Siento que necesitamos algo nuevo. No el mensaje de hace cuatro años. Que gane Obama es bueno para la mujer; para la clase media, que es fundamental en este país; para los gais, que deben tener los mismos derechos que los demás ciudadanos, y para la educación y el arte. Pensar que la educación y el arte no son importantes es un pensamiento muy retrógrado", finalizó, en sintonía con la premisa de la película que estrena.