•  |
  •  |
  • END

José Manuel Espinosa salió de la competencia. Anoche el voto del Continente decidió que el nica, que con su talento buscaba coronarse como el nuevo ídolo pop, abandonara la competencia.

El anuncio fue antecedido por una televisivamente corta espera, pero que seguramente para los seis finalistas significó toda una tortura pues esta vez el presentador oficial de Latin American Idol, Monchi Balestra, llamó a los participantes al centro del escenario uno por uno.

Primero dividió el grupo en dos. En el escenario junto a Monchi estaban María José, de Costa Rica, Pako, de México, y Sandra, de Perú. En el sillón –aparentemente seguros- quedaban los panameños Margarita y Manuel, y el nicaragüense José Manuel. Entre éstos dos grupos está el menos votado, advirtió Mochi antes de mandar a un corte comercial.

Se retomó la transmisión y el panorama cambió totalmente, Margarita y Manuel fueron invitados a unirse al grupo que ocupaba el centro del escenario y sólo en el sillón, como solo esperando la condena quedaba José Manuel. La decisión del Continente estaba más que clara.

“José Manuel lo lamento amigo estás afuera de la competencia” fue la frase con la que Monchi le anunció oficialmente al nica que su historia en Latin American Idol había terminado.

Tras la noticia el jurado desaprobaba con sus gestos la decisión, pero en esta oportunidad todos permanecieron en sus sitios y escucharon al ya considerado ídolo nicaragüense despedirse con mucha humildad y serenidad.

“¡Arriba Nicaragua!”

“No pude dar lo mejor de mí, me comieron los nervios” dijo con un tono de resignación explicando la mala crítica recibida en la quinta gala de parte del jurado. Aprovechó para reiterar que la oportunidad de haber sido parte de ese importante proyecto musical ha sido “la mejor experiencia de mi vida”.

Luego agradeció a Latinoamérica por su apoyo, también le dio gracias a México y al pueblo nica le prometió a través de la pantalla chica un pronto reencuentro. “Nicaragua puede ser pequeña pero con un enorme corazón. ¡Arriba Nicaragua!” fue la frase con la que cerró su despedida José Manuel quien contrario a ocasiones anteriores se expresó con muchísima elocuencia.

Al igual que sus compañeros ya expulsados el pinolero selló su salida cantando y así concluyó la transmisión del programa que ahora sólo tiene a cinco aspirantes a ídolos.

Cabe mencionar que hasta antes de su aparición entre los participantes de Latin American Idol aquí nada se conocía del talento de José Manuel. Fue su hazaña de quedar entre miles de aspirantes algo que definitivamente sorprendió y lo cual hace valiosa su actuación.

José Manuel reside en Matagalpa y estudia en la capital. Aprendió a tocar guitarra casi de forma autodidacta hace tres años. Su mayor logro es haber llegado tan largo en un concurso exigente, pese a su inexperiencia en escena.