Letzira Sevilla Bolaños
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aunque se está librando una guerra sin cuartel contra el cáncer de mama, no se puede hablar de este dejando a un lado que en Centroamérica la tasa de mortalidad por neoplasias en general equivale a 65.1 por cada cien mil habitantes.

Nicaragua se encuentra entre los países que tienen una de las tasas más bajas, así, según informó el doctor José Gómez, de la Organización Panamericana de la Salud, mientras en Costa Rica se tienen datos del 90.5 por cada cien mil habitantes, en El Salvador y Panamá se registran 80.1, Nicaragua tan solo reporta 51.1.

Las cifras de fallecidos por neoplasias malignas en Nicaragua de 2000 a 2011 es de 24 mil personas, de ellas el 54% eran mujeres y el 73% tenía más de cincuenta años.

En el caso específico del cáncer de mama, el doctor Gómez dijo que está entre los de mayor incidencia, junto al cáncer de colon, estómago y pulmón, sin embargo, del total de defunciones representa no más que el 5.5%.

A saber, de las 24 mil personas fallecidas de 2000 a 2011 solo 1133 sucumbieron por cáncer de mama. Asimismo, un dato importante es que los Sistemas Locales de Atención Integral en Salud, Siláis, más afectados son aquellos que tienen mayor número de población, entiéndase Managua, Chinandega, Matagalpa y León.

Para el especialista de la OPS, es importante señalar que Nicaragua pasó una transición epidemiológica porque ya la gente no se muere por enfermedades infecciosas sino por enfermedades de primer mundo que son crónicas no transmisibles, lo que indica que la tendencia de muertes por tumores, aunque está entre valores aceptables, puede aumentar.

No obstante, reconoció que el país tiene un modelo de salud familiar y comunitaria que debe considerarse una de las fortalezas no solo para prevenir el cáncer sino todas las enfermedades crónicas no transmisibles, porque es un modelo preventivo dirigido al individuo, a la familia y a la comunidad.

Y en la línea de la prevención, el doctor argumentó que se puede evitar la muerte entre 50 y 60 por ciento por los tumores, siguiendo el esquema de detección temprana y los cambios de estilo de vida.

“A la larga, dentro de los próximos años la incidencia por cáncer va a disminuir en el país, porque tiene muchos logros en el abordaje de esta enfermedad. Existe un comité nacional decretado por un acuerdo ministerial que viene trabajando en el fortalecimiento de los sistemas de información, además de las acciones que está realizando el Centro Nacional de Radioterapia, así que el país está invirtiendo en el tratamiento del cáncer y está desarrollando acciones para prevenirlo”, señaló.

Además, el doctor Gómez enfatizó en que ese plan estratégico de prevención y tratamiento no solo está en manos del Estado sino que en él participan diversos actores sociales que hacen que el país vaya avanzando.