•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con una facilidad increíble para sonreír, la mirada oscilante entre coqueta e inocente, de caminar elegante y seguro, Leila Lopes, Miss Universo 2011, llegó a Nicaragua convencida de que la belleza exterior no brilla lo suficiente si el ser humano no experimenta el amor y la ternura hacia sus semejantes.

Un imán la trajo hasta este país tan distante de su Angola: los niños cuyos rostros no pueden refulgir en su esplendor porque los genes se encargaron de marcar sus labios con fisuras que no solo les impiden hablar y comer con normalidad sino que también los estigmatizan.

Un universo y quince estrellas es el lema que adoptó la organización Operación Sonrisa Nicaragua para denominar el desfile Fashion for Smiles, que realizarán hoy a las 7:30 pm en el Centro de Convenciones Crowne Plaza.

Este evento es de gran perfil y nunca antes en Centroamérica se ha visto una pasarela que reúna a tantas beldades, pues además de la soberana mundial de la belleza, desfilarán Miss Puerto Rico, Miss Canadá, Miss México, Miss Bahamas, Miss Guatemala, Miss El Salvador, Miss Honduras, Miss Panamá, Miss Colombia, Miss Paraguay, Miss Uruguay, Miss Perú, Miss Brasil, Miss Bolivia y tienen como anfitriona a Farah Eslaquit, Miss Nicaragua 2012.

La señora Jaffa Coen, Presidenta de la Junta Directiva de Operación Sonrisa Nicaragua, agradeció a todas las personas que hicieron posible la realización de este evento y manifestó que dicha organización tiene 18 años en el país, tiempo durante el que han cambiado vidas a través de cirugías gratuitas a niños con labio leporino.

Para explicar el fin de los fondos que buscan recaudar dijo que “nunca hemos tenido dónde atender a los niños que operamos y para enero 2013 tenemos la meta de abrir un centro de referencia nacional para todos los pequeños que nazcan con esa malformación. La idea es que nunca vamos a decir no podemos atenderlos vamos a tener las puertas abiertas y vamos a seguir cambiando vidas hasta que Dios nos lo permita”.

Así que con esa meta más que clara, esta noche las 16 reinas de belleza se vestirán de glamour con trajes de diseñadores de fama internacional. Ellos son Mayda Cisneros, quien llegó desde Miami para sumarse a la causa, Eduardo de las Casas, un peruano que dijo presente, y el italiano Fabrizio Giannone.

Miss Universo habló con END

Durante una breve entrevista con El Nuevo Diario. Leila Lopes reconoció con sencillez digna de admiración, que en su país es común ver a niños y adultos con labio leporino, pero “yo no sabía cómo se llamaba, ni que se podía curar, sino hasta el año pasado cuando fui al concurso de Miss Universo en Brasil aprendí sobre la enfermedad y descubrí que tiene cura, que con una operación los chicos pueden recuperarse. Cuando gané Miss Universo, estando en Nueva York, llegaron a nuestras oficinas miembros de Operación Sonrisa y me explicaron la enfermedad, con ellos aprendí que en menos de una hora les cambian la vida a tantos niños”.

Así, tras ese encuentro dijo que establecieron una alianza para promover más la organización y fruto de ese acercamiento hoy en día afirma que quiere llevar Operación Sonrisa a Angola, “porque siento que los niños de mi país merecen y necesitan la oportunidad de sonreír como los demás seres humanos, y es una ventaja que los operen a temprana edad y no cuando ya son adultos”.

Acerca de su llegada al país, Lopes dijo que se emocionó cuando le propusieron participar en el Fashion for Smiles, porque le pareció increíble la idea de traer a todas las reinas para trabajar en una pasarela que permita recaudar fondos, “pero más que nada siento que es una forma de que ellas se interesen por causas nobles y que tomen conciencia de que no tienen que ganar Miss Universo para trabajar con Operación Sonrisa”.

Y finalmente, dijo que este año de reinado le ha permitido viajar por varios países de su continente, África, que no había conocido. No obstante, reconoció que cuando le preguntan si ha cumplido todo lo que quería hacer como Miss Universo, su respuesta es no, porque aunque ha hecho muchas cosas lindas, como trabajar en proyectos para prevenir el VIH Sida, siente que todavía tiene más que ofrecerle al mundo. “Cuando trabajas con organizaciones sin fines de lucro es algo que te llena tu vida y por ello pretendo seguir con mis labores filantrópicas”, afirmó la joven de tez morena y que se conjuga a la perfección con la blanca dentadura que exhibe grácilmente.