•   Málaga, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La cantante española Isabel Pantoja aseguró hoy al tribunal que la juzga por blanqueo de capitales que su exnovio, Julián Muñoz, "jamás" le dio dinero porque no tenía nada y que era ella quien lo mantenía.

Pantoja, que declaró durante cincuenta minutos en los juzgados de Málaga (sur), se negó a contestar a las preguntas del fiscal, de la acusación particular y del resto de las defensas, y sólo respondió a su defensa.

La tonadillera explicó que siempre ha tenido la manía de tener "mucho dinero en casa" debido a que cobraba "mucho en metálico" en sus galas, aunque destacó que desde que le han robado dos veces ya no lo hace.

Negó que interviniera en la compra de un apartamento en el Hotel Guadalpín de la localidad turística de Marbella (Andalucía), aunque sí en la vivienda de la urbanización La Pera de la misma localidad, donde la pareja convivió un tiempo.

Isabel Pantoja, novia de Julián Muñoz cuando éste era alcalde de Marbella, agregó que cuando presentaron una moción de censura contra Muñoz ella le pidió que dejara la política y la ciudad y que se fueran a vivir al campo, pero "en vez de seguirme él a mí, le seguí yo a él", añadió.

El juicio contra la cantante española es ampliamente seguido por los medios de comunicación, que hoy sumaban casi una treintena en la sala de prensa, siguiendo la vista oral.

Isabel Pantoja se enfrenta a una petición fiscal de tres años y medio de prisión y una multa de 3.68 millones de euros y Muñoz a otra de siete años y medio de cárcel y siete de inhabilitación por blanqueo de capitales continuado y cohecho pasivo y multas por un total de 7,466,000 euros.

La fiscalía mantiene que tanto Pantoja como la exesposa de Muñoz eran "perfectamente conocedoras del origen ilícito" de los fondos y bienes que recibían de éste, y que ambas sabían "cuáles eran las fuentes de sus ingresos lícitos, así como su cuantía".

La artista fue detenida en mayo de 2007 en su vivienda de Marbella y abonó una fianza de 90,000 euros (unos 117,000 dólares) para eludir la prisión.