•   La Paz  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, celebró hoy sus 53 años de vida bailando a las puertas del Palacio de Gobierno con una banda de música de su región natal Oruro, en medio de peticiones para cuidar su salud y alimentarse mejor.

Morales bailó en la Plaza Murillo junto a funcionarios del Gobierno, legisladores y dirigentes de los sectores sociales y gente afín, según mostró el canal estatal en un acto transmitido en vivo.

El mandatario, que gobierna Bolivia desde enero del 2006, nació el 26 de octubre de 1959 en el pueblo de Orinoca, en Oruro, en el seno de una familia de campesinos aimaras.

Previamente, Morales compartió un desayuno, sopló las velas en una torta y recibió regalos en un acto al que asistieron decenas de personas, entre ellas su hija Eva Liz, su hermana Esther, ministros, legisladores y diplomáticos extranjeros.

Morales señaló que muchas veces eludió celebrar su aniversario porque no era una costumbre de su familia en el campo, pero agradeció el afecto que le demuestran desde ayer en diversos actos y agregó que "si es cumpleaños de Evo, es cumpleaños del pueblo".

El gobernante reiteró el camino que ha tomado Bolivia es "irreversible" y que, a diferencia de lo que, a su juicio, ocurría en otros gobiernos, él y sus ministros son "esclavos del pueblo".

En el mismo acto, el canciller boliviano, David Choquehuanca, dijo que este también es un día para recordar a José Martí, Simón Bolívar y Yaser Arafat y acto seguido leyó ante Morales un poema de Ghandi sobre el valor de la humildad, la verdad y el perdón.