•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sonriente, siempre coqueta y buscando su mejor ángulo, Isabel Páramo es capaz de contagiar con su entusiasmo aun a los más pesimistas. Por su parte, Sonia Bravo apuesta un poco por la discreción, sin embargo, su exaltación por la vida es imposible de esconder.

Dos mujeres que se han enamorado de los pinceles, que han encontrado en los colores la alegría que estuvieron al borde de perder y que gracias a la pintura hoy pueden mofarse del monstruo que expulsaron de su vida hace algunos años.

Ellas son sobrevivientes de cáncer de mama y eternas enamoradas del arte, pues gracias a su decidido empeño han irrumpido en la pintura de la mano de la artista Sara Lynn Pistorius, quien fundó el taller para sobrevivientes de cáncer “Martha María Sandino”.

“Este taller nació hace poco más de dos años cuando murió mi mamá, quien me apoyó tanto en mis pasos como pintora. También al vivir a su lado su enfermedad, cuando murió yo sentía una obligación de hacer algo por la gente que sufre este mal”, compartió Pistorius.

Con esta determinación firme, la pintora se dirigió a la Fundación Ortiz Gurdián y se ofreció para ayudar en algo, “puse a disposición mi talento y así nació este taller en el que les daba clases de pintura que han asimilado muy bien”.

Pistorius comentó que se siente orgullosa porque estos años junto a ellas han valido la pena, pues ellas se ayudan vendiendo sus obras, “asimilaron lo que yo humildemente traté de enseñarles y ahora espero que les vaya bien porque además de la pintura están haciendo otras cositas”.

Más allá de las clases, entre alumnas y maestra se ha desarrollado un grado de afinidad muy importante, así Sara Lynn dice que ellas la han acompañado en sus tristezas y alegrías, por eso las ve como miembros de su familia. Sonia Bravo e Isabel Páramo como pintoras ya han tenido dos exposiciones colectivas, la primera fue en Quinta Holanda y la segunda en Galería Códice, pero hoy sus obras estarán en la expoventa que se instalará en Galerías Santo Domingo.

En su stand encontrarán algunas obras inéditas y otras que ya han expuesto, cabe resaltar que los cuadros le han servido a estas mujeres como una alternativa para ganarse la vida, por ejemplo, Sonia Bravo antes vendía verduras en el mercado y hoy en día se dedica a pintar y a subsistir con lo que puede obtener de ellos.

“Vamos a seguir trabajando, la pintura es algo de nunca acabar, porque no se termina de aprender, como cualquier otra carrera, van mejorando, perfeccionando y adquiriendo más experiencia, que es la que hace al maestro, tengo la disposición de seguir con ella apoyándolas”, concluyó Pistorius.

Por su parte, doña Isabel Páramo dijo que hoy sábado tendrán la exposición como parte de las actividades a realizarse en la carrera Juntos por la cura, impulsada por la Fundación Ortiz Gurdián. “Estamos siempre optimistas pensando que tenemos que salir adelante que si ya vencimos el cáncer podemos vencer cualquier adversidad”, aseveró Páramo.

Mientras tanto, doña Sonia Bravo dijo que siguen con la pintura porque se distraen por las tardes “para no estar pensando en que vamos a recaer”.

El llamado de ambas fue a que apoyen la expoventa porque con lo recaudado pueden salvar varias vidas, con esos fondos se compran los medicamentos, se hacen las quimioterapias, se le da dinero a las mujeres de escasos recursos para que puedan cubrir los gastos de transporte en la Fundación Ortiz Gurdián.

La Carrera Juntos por la Cura será hoy, de Galería Santo Domingo a Rotonda Jean Paul Genie, de la Rotonda a Supermercado La Unión para regresar sobre el carril derecho a Masaya hasta Galería Santo Domingo.

Habrá concierto con la Cuneta Son Machín, calentamiento previo con Regina Bernheim y show de luces, además de la expoventa.