•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Estaba condenada a morir. Enferma y sin el brillo de sus años de juventud, “Muñeca” se volvió un problema para su familia.

Por suerte o destino, esa perra con las costillas repintadas en su pelaje claro, de tan flaca, fue rescatada de la sentencia de muerte.

Su “ángel” fue un miembro de un pequeño batallón de nicas que literalmente con las uñas empujan un movimiento que además de llamar al respeto por los animales, le salva la vida a muchos.

La foto de la desnutrida “Muñeca”, y con un diagnóstico de salud adverso por el avance de un tumor venéreo contagioso, comienza a difundirse en las redes sociales. La cadena de solidaridad se activa y su historia motiva la donación de comida y del tratamiento de quimioterapia necesario para sanarla. ¡Muñeca está recuperándose!

Perros, los más vulnerables

En Nicaragua, los perros son los animales más expuestos a violencia o abandono, según afirma el doctor Enrique Rimbaud, Presidente de la Fundación Amarte, organización al servicio de la defensa y protección de los animales, que entre sus más notorios logros cuenta la aprobación de la Ley de Protección y Bienestar Animal.

Se estima que la población canina del país es de unos dos millones y, aunque no hay datos oficiales, Rimbaud cree que la mitad se encuentra en situación de riesgo.

Predican con el ejemplo

Esa realidad motivó a los primeros miembros de Amarte a conformar una cadena que trabaja en el programa de Rescate Animal, son más de 500 y cada día se suman más personas de tal forma que actúan en todo el país.

A falta de albergues –por no contar con presupuesto- ellos se apoyan con hogares temporales. La regla es que quien rescata, alberga hasta rehabilitar al animal que puede ser desde un caballo hasta una culebra o roedor, aseguró Marcela Zúniga, directora Ejecutiva de Amarte.

La Fundación les apoya con la asistencia veterinaria, incluida la castración, y alimentación.

La mayoría de los miembros de Amarte practican lo que predican. Marcela quedó prendada de “Sapito” que es una bolita de pelo grisáceo y ojos azabaches, que llegó a su vida hace tres años luego de ser rescatado en el Mercado de Masaya. Al conocerlo se enamoró.

Su voz totalmente apagada y su huraña personalidad son las secuelas de la experiencia de maltrato que vivió “Sapito”.

Al igual que los humanos los animales asimilan de diferente forma cuando pasan maltrato. Mientras “Sapito” esquiva hasta la mirada, en las piernas de Marcela se enreda la enérgica “Lolita”, probablemente como señal de la felicidad por el premio que la vida le tenía preparado cuando en un día habitual Marcela alcanzó a verla tirada en una calle, muy enferma y con la pierna casi desprendida.

Sin dudarlo la rescató, la acogió y en retribución ella la colma de alegría.

500 rescates anuales

La experiencia de más de tres años de promover el rescate animal, reporta un resultado promedio de 500 rescates al año. Según Marcela rescatan entre 100 y 150 animales al mes en el país, pues la red va en ascenso. Al menos 50 mascotas son adoptadas y los restantes son acogidos por quienes los rescataron.

 

Es maltrato animal...

Mantener atado a un perro.

Limitarlo a un espacio reducido o dejarlo en un sitio desprotegido de techo y a merced de la inclemencia del clima.

Darle de comer cada vez y cuando, sin garantizarle una dieta adecuada.

No atender su salud y aseo.

La tenencia de especies no clasificadas como mascotas.

Someterlo a tareas de trabajo pesado.

 

¡Adopte, no compre!

Cómo lucirá nuestra mascota suele ser un elemento determinante, pero “quien de verdad quiere un animal no le importa cómo luzca”, dice Marcela Zúniga de Fundación Amarte, promoviendo que llevemos a nuestras casas a animales criollos rescatados y nos olvidemos de la fijación por tener uno de raza.

Cuando compran un perro favorece a una industria de maltrato que comienza con la tenencia de hembras solo para reproducción, son literalmente fábricas de cachorros.

La venta de cachorros en calles, semáforos y tiendas usualmente exponen a los animales a condiciones y situaciones no adecuadas. “¿Por qué sustentar un negocio de maltrato?” cuestiona el doctor en veterinaria Enrique Rimbaud.

Si adopta no gasta y le estará dando una nueva oportunidad a perros de la calle, abandonados o maltratados que han sido rescatados y rehabilitados.

Suelen ser perros fieles y agradecidos.

¿Listo para adoptar?

Las adopciones se promueven por iniciativa de quien rescata, generalmente se promociona a través de amistades, ferias o redes sociales.

En Facebook grupos como: Fundación Amarte Nicaragua, Perros Desprotegidos, Dejando Huellas, Huellas de Amor más los capítulos de Amarte en los distintos departamentos son plataformas para promover la adopción.

El interesado en acoger una mascota debe llenar una ficha, y demostrar capacidad e interés para garantizar que le proporcionará una vida digna. Fundación Amarte acostumbra supervisar los hogares adoptivos.