•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El hostigamiento escolar también conocido por su término inglés “bullying”, es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. El tipo de violencia dominante es el emocional, y se da mayoritariamente en el aula y en el patio de los centros escolares, por eso el St. Augustine Preparatory School, realizó durante dos meses una campaña anti-bullying que concluyó ayer con una promesa por parte de los estudiantes.

El objetivo de la práctica del acoso escolar es intimidar, reducir, someter, aplanar, amedrentar y consumir emocional e intelectualmente a la víctima, con vistas a obtener algún resultado favorable para quienes acosan o satisfacer una necesidad imperiosa de dominar, agredir y destruir a los demás, que pueden presentar los acosadores como un patrón predominante de relación social con los demás. 

No al bullying

“Esta es una campaña que viene realizándose desde hace dos meses en el colegio, pues nosotros tenemos el lema de formación de carácter, que es parte integral de nuestro programa académico, y se le dedica tiempo a seis diferentes valores. En este tiempo escogimos el valor del respeto como algo fundamental en la coexistencia armoniosa de cualquier institución, principalmente en un colegio, con el tema de la campaña anti-bullying”, explicó José Oyanguren, Director General de St. Augustine Preparatory School.

“Todo fue creado por los alumnos, desde la promesa, el lema, el logotipo, es algo muy bonito que no fue impuesto, entonces se apoderaron de eso. La canción que entonaron fue compuesta por una maestra de kínder, entonces todo fue autóctono. Estamos bastante satisfechos, y como colegio nos sentimos orgullosos de los estudiantes y del esfuerzo de ellos, y lo que deseamos es concienciarlos a cambiar sus acciones y tratar de que sean siempre mejores personas”, expresó Carolina Leal, consejera estudiantil de St. Augustine Preparatory School.

“La campaña incluyó charlas de la psicóloga en el aula, competencias para escoger el logotipo, el lema, invitados especiales, personas que superaron este problema, y ayer fue el acto de clausura en el que los muchachos hicieron el acto de promesa de mantener siempre el respeto y de tratar de hacerle batalla al “bullying”, porque ese es un problema con el que se tiene que luchar, además de hacer conciencia y de crear un ambiente seguro en el que los alumnos se sientan felices de venir a clase, acogidos, respetados y valorados”, concluyó Oyanguren.