•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicolás Vallejo Nájera “Colate”, aún esposo de la cantante Paulina Rubio, señaló que lo único que busca en el proceso de divorcio que enfrenta con la intérprete de Boys will be boys, es el bienestar del hijo que tienen en común.

“Espero que nos quedemos como estamos, pero de forma natural y privilegiada. Que nuestro hijo tenga un padre y una madre, y espero que algún día los pueda tener en armonía”, dijo en declaraciones para el programa “El gordo y la flaca”.

“Colate” confesó que ha puesto de su parte para tener contacto con Paulina Rubio, situación en la que no ha insistido debido a que no quiere forzar las cosas:

“He tratado de hablar con ella, con su gente, su entorno, pero no; hay que tener voluntad para arreglar las cosas de forma normal y privilegiada. Yo puedo hacer por mí pero no por los demás”.

El empresario destacó que no goza de gran fortuna como se ha señalado: “A pesar de ser un mantenido yo trabajo y tengo que trabajar para vivir y darle de comer a mi hijo y pagar todos los gastos de mi hijo cuando está conmigo”.

Asimismo, señaló que vive de algunas empresas que tiene: “No me gusta lo de ser empresario, pero sí tengo unas empresas en España, estoy arreglando lo mal que están, pero aquí estoy haciendo cosas nuevas y estoy muy ilusionado y contento”.

“Colate” explicó que en el proceso de divorcio que enfrenta con Paulina Rubio solo se deja llevar por las estipulaciones oficiales en un acto de tal magnitud:

“Yo no le he pedido ni una cantidad de dinero a mi mujer, pero la demanda de divorcio dadas las circunstancias tenía que pedir cosas para justificar que mi hijo tuviera su derecho a tener un padre y yo a tener un hijo”, aseguró.