•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • innatia.com

A las puertas de fin de año y todos están preocupados pensando en cómo la dieta puede romperse de un segundo a otro. Comer en abundancia es algo habitual en estos días, pero no debes resignarte sin tratar de preparar un interesante menú light para la comida de Nochevieja. Lo bueno es afilar el ingenio y ofrecer alternativas que no sean excesivas en calorías, pero que puedan sorprender tanto a los que estén a régimen, como también a los invitados.

Una grata idea es disponer de varias entradas tales como: unos tomates rellenos de atún, patés vegetales, vegetales crujientes tales como: los tallos de apio, bastones de zanahoria y de pepino, son una excelente opción para picar, asimismo, algunos trozos de pan integral tostado.

En el plato principal no tiene que ir siempre un trazo de carne, pavo o pollo, el marisco puede sustituirlos de forma elegante y exquisita en Nochevieja, pero si no sos amante de lo marítimo un suculento pollo con salsa de espárragos puede saciar tu paladar y tu dieta.

Que en fin de año no te haga falta una buena ensalada de vegetales, acompañadas de verduras frescas, este plato debe ser una regla de todos los días.

A la hora de los postres, las frutas frescas de temporada como naranja, manzana, uvas, banano, etc., en pequeños cuadritos servidas en una copita de helado con miel natural, pueden sustituir cualquier postre saturado en calorías que rompen dietas.

¡Ojo! la comida de Año Nuevo no tiene porqué ser una tortura, sino un disfrute sin culpas.