•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Lindsay Lohan no puede dejar a un lado su fama de ladrona. Una enfermera, quien tuvo a su cuidado a la actriz Elizabeth Taylor en sus últimos días, la acusó de robar una pulsera propiedad de la diva. Al parecer, la asistente decidió prestar la joya a la producción del film Liz & Dick, y narra el momento en que Lohan observó la pulsera, algo que la hizo sospechar de sus negras intenciones.

“En cuanto vio la pulsera, Lindsay se enamoró completamente de ella, y casualmente poco tiempo después la joya desapareció”, transcribe el portal Radar Online, como parte de la entrevista a la enfermera. Después de que se reportara el robo de la pulsera, Lohan aceptó haberla tomado “sin querer”, algo que ahora considera un error, confesando únicamente hasta que la enfermera amenazó con llamar a la Policía.