•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El actor Hugh Jackman se quedó impresionado al enterarse de que el templo de Ewelme, en el condado inglés de Oxfordshire, llevaba meses con la caldera estropeada por los problemas financieros de la congregación, por lo que no dudó en abonar unos 16,000 dólares para contribuir a la remodelación de todo el sistema de calefacción del edificio.

La generosa acción del australiano, se entiende, teniendo en cuenta que esa iglesia fue uno de los escenarios del rodaje de Los Miserables, y el responsable religioso del santuario no ha dudado en agradecer con entusiasmo el gesto del intérprete.

“La película tiene un mensaje tan espiritual, que contribuyó a que todo el mundo se uniera en favor de nuestra iglesia”, se limitó a decir en reverendo Jonathan Meyer al periódico Daily Star.

La faceta más solidaria de Jackman ya se puso de manifiesto en otras ocasiones durante los meses de grabación de la premiada cinta. Hugh se encargaba personalmente de levantar el ánimo a sus compañeros entregándoles sorprendentes obsequios, e incluso comprando boletos de lotería para todo el equipo de Producción, una positiva actitud que contagió al resto del elenco y que le valió numerosos elogios por parte de otras estrellas de la producción.

“Hugh Jackman era claramente el líder del grupo, y durante el rodaje me di cuenta de que su generosidad no conocía límites. Con pequeños gestos era capaz de crear una atmósfera de optimismo y buen humor que era contagiosa.”, contaba recientemente el británico Eddie Redmayne.

 

Esmas.com