•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una legendaria figura del mundo de la música, que siempre será recordado como uno de los iconos más grandes del rock, por su inolvidable voz, sus grandes interpretaciones y las complejas letras que escribió para una de las bandas más importantes del género del rock: Queen.

Farrokh Bomi Bulsara, mejor conocido como Freddie Mercury, nació el 5 de septiembre de 1946 en Zanzíbar. De origen parsi e indio este hombre logró conquistar el éxito por su poderosa voz y con los incontables temas en su trayectoria musical durante los años 80´s como solista y en la agrupación.

Con un increíble e innegable talento para la música, Freddie Mercury compuso una increíble variedad de éxitos con letras diferentes, revolucionarias e inspiradoras que incluyen una lista enorme de sencillos desde “Bohemian Rhapsody”, “Killer Queen”, “Somebody to Love”, “Don’t Stop Me Now”, “Crazy Little Thing Called Love”, “Barcelona”, “We Are the Champions” y muchas más.

Nombrado como uno de los hombres más influyentes de la música, el trabajo de Mercury es a la fecha una referencia obligada para muchos. Con un estilo muy variado en el que dominaba muchos géneros como el rockabilly, rock progresivo, heavy metal, gospel e influencias de la música disco; compuso obras musicales de gran complejidad, tanto en la parte musical como en la escrita.

Un genio

El genio de Mercury fue muy grande debido a que intuitivamente componía su música y en sus arreglos musicales, improvisaba incorporando sonidos guturales que plasmaban toda la intensidad de la canción como es el caso de “Under Pressure”.

Freddie Mercury, una de las primeras personalidades en admitir públicamente su homosexualidad, lo que sirvió de inspiración para muchos, no solo por su música sino por aceptar libremente y sin prejuicios sus preferencias.

Con una estrella tan grande que brilló con mucha fuerza durante la década de los setenta y por supuesto los ochenta, Freddie Mercury es una figura polémica y amada, que ha dado de qué hablar durante muchas décadas, incluso después de su muerte.