elnuevodiario.com.ni
  •   univision.com  |
  •  |
  •  |

Bruce Willis repite su emblemático papel del policía detective John McClane, en La jungla de cristal 5: un buen día para morir, cuya acción tiene como telón de fondo la mortífera corrupción y la venganza política en Rusia.

McClane llega a Moscú para averiguar el paradero de su hijo, Jack (Jai Courtney), que en su momento se alejó de él, y se queda atónito al descubrir que trabaja clandestinamente para proteger a Komarov, un delator de la corrupción imperante en el Gobierno. Los McClane, que se juegan el cuello en la empresa, se ven obligados a superar sus diferencias para poner a Komarov a buen recaudo y frustrar un delito potencialmente desastroso en el lugar más desolado de la Tierra: Chernobyl.

Durante los años de decadencia del Telón de Acero, los antagonistas rusos de la película, Komarov y Chagarin, pusieron en marcha un plan para robar plutonio por valor de decenas de millones de dólares de la central nuclear de Chernobyl. Veintisiete años después, el movimiento final de esta sinfonía de latrocinio se ejecutará en Moscú, resonando in crescendo a través de las salas de justicia de Rusia, las fortunas de poderosos oligarcas y las vidas de dos inesperados intrusos norteamericanos: John McClane y su hijo Jack.

Se cumplen ahora 25 años desde que La Jungla de cristal hizo explosión en las salas de cine, lanzando a un nuevo héroe cinematográfico, John McClane, y cambiando el paradigma de las películas de acción. McClane es alguien reconocible y con el que es posible identificarse. Un hombre normal y corriente obligado por las circunstancias a emprender una misión extraordinaria. Eso es lo que le separa de los héroes de historieta que vemos en la mayoría de las películas de acción, y lo que ha convertido a McClane en uno de los personajes más populares de la historia del cine.

La jungla de cristal 5: un buen día para morir, es la quinta entrega de la famosa saga La Jungla de Cristal, protagonizada por Bruce Willis en el papel de John McClane, que sigue de La jungla de cristal 4.