•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Premio Lo Nuestro celebró el jueves sus 25 años con una ceremonia especial dedicada a la fallecida Jenni Rivera, quien con cinco galardones fue la segunda artista más encumbrada de la noche después de Prince Royce, quien obtuvo seis.

Rivera se llevó los cinco reconocimientos a los que estaba nominada: Premio Lo Nuestro Artista del Año, Artista Femenina Regional Mexicana, y Artista Pop Femenina. Mientras que su álbum Joyas Prestadas fue reconocido como el Mejor en la Categoría Pop, y su canción A Cambio de Qué también triunfó en el género pop.

Prince Royce, por su parte, logró las seis nominaciones que aspiraba. Se consagró como Mejor Artista Tropical Masculino y Mejor Artista Tropical Contemporáneo.

Ganó dos de sus seis premios junto a Maná, con la canción El Verdadero Amor Perdona, que destacó como la Mejor Colaboración y como la Mejor Canción de Rock/Alternativo del Año.

El álbum Phase II de Royce triunfó en la Categoría Tropical y su canción Incondicional fue la mejor del rubro Tropical.

Una noche de celebración

La transmisión televisiva desde el estadio American Airlines Arena comenzó con un collage de imágenes que recordaban a diferentes artistas que han recibido galardones en el cuarto de siglo de estos premios.

Tras esta presentación apareció en el escenario Juan Luis Guerra acompañado de su banda y varias parejas de bailarines con trajes típicos de países latinoamericanos.

El dominicano interpretó un popurrí de sus éxitos, entre ellos La Bilirrubina y En el cielo no hay hospital.

Cuando faltaba poco para que Guerra terminara su actuación, el escenario se vistió de luces fosforescentes en tonos azulados y violetas y el dúo mexicano Jesse & Joy llegó para interpretar Llorar, mientras el público sostenía linternas verdes y rojas que resaltaban en medio de la oscuridad.

Pedro Fernández, fue honrado con el Premio Lo Nuestro a la Trayectoria Artística. Un video repasó con fotos y grabaciones la carrera de 35 años del cantante mexicano, desde sus inicios cuando apenas tenía seis años.

Poco después, el español Alejandro Sanz obtuvo el Premio a la Excelencia Musical y cantó su éxito Mi Marciana y su clásico Corazón Partío. En una de las actuaciones más esperadas de la ceremonia, los puertorriqueños Ricky Martin y Draco Rosa reaparecieron en un mismo escenario por primera vez desde que pertenecían al grupo Menudo, en la década de 1980.

 

Esmas.com