•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Señor Sol, ese intenso y poderoso astro como un rey ilumina cada día a San Isidro el Alto, un pueblo ubicado al sur de la capital Managua, rodeado por el lago. En donde se asoman dos grandes y elegantes picos que son los volcanes Madero y Maderitas.

En San Isidro el Alto, llamado así en honor a San Isidro el labrador, el patrono que cuida de las cosechas de estas benditas tierras, en un día muy soleado nació hace 12 años Anita la Chocolatita, llamada así por su bello y oscuro color de piel.

El señor Sol observa a Chocolatita desde el día que nació, y sabe que ella no es muy consciente con el cuido y protección de su tierra.

Anita caminaba hacia el lago, el señor Sol ya casi se escondía y le dijo: -Anita, tienes mucho que aprender, ¿tienes calor?-. Anita respondió: -así es, estás calentando mucho-. -Chocolatita, este calor podría ser evitado, no es culpa mía, sino de todos los humanos que no cuidan del medio ambiente, ve a casa y siembra un árbol, verás lo linda que es la naturaleza- le dijo el señor Sol.

Anita regresó a casa, sembró un árbol de limón y después de muchos cuidados ella tomaba una rica limonada todos los días. Uno de esos días se encontró con un pajarito que le dio las gracias por darle un hogar. Chocolatita regresó con el señor Sol y él le dijo: -gracias por cumplir el trato, te pediré que ahora vayas donde mi amigo el señor Frijol, él desea ser escuchado y decir lo que piensa-.

Anita aceptó y llegó donde había una gran cosecha de frijoles, un frijol muy alegre saltó y le dijo: -hola, soy el señor Frijol y quiero ser escuchado, quiero decir las cosas como yo las vivo.

El señor Sol te ha mandado y él nos ha dado mucha energía, quiero decirte que como frijoles queremos llegar a todas las casas, niños como tú merecen de nuestro delicioso sabor y nutrición.

Mi amigo el señor Trigo desea lo mismo, pide que si vas a utilizar insecticidas para alejar las plagas, que no hagan daño, que uses materiales orgánicos que no contaminen el medio ambiente.

Si vamos a ser exportados, pedimos por favor no viajar en vehículos que contaminen nuestra atmósfera, recuerda seguir sembrando árboles, son recursos renovables, te dan muchos beneficios, oxígeno, ambiente limpio, ahora y a las generaciones futuras-.

Anita dijo: -gracias señor Sol, señor Frijol y señor Trigo, me han ayudado mucho, agradezco por vivir en una tierra tan bendecida como esta y prometo cuidar de ella, utilizar estos recursos sin comprometerlos para que más niños puedan disfrutarlo como yo lo hago.

Es increíble lo linda que es la naturaleza y lo importante de cuidarla, con solo sembrar un árbol abrí mis ojos y sé que es el deber de todos cuidar nuestros recursos, seguir sembrando y desarrollándonos teniendo en cuenta que no debemos comprometerlos-.

Chocolatita pide: -agradezcamos por lo que tenemos, cuidemos de ello, empecemos ya ¡La Tierra nos necesita!-. Anita cuida de sus tierras y el señor Sol la observa cada día, y recuerda que a ti también.

 

* Primer Lugar