•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El ambiente era inmejorable. El tiempo de espera por el famoso DJ, David Guetta, había terminado y los cuerpos ahora solo esperaban que el encantador francés colocara sus manos sobre la consola para brincar, cabecear y batir sus manos muy en alto.

El invitado especial hizo los honores y puso a revolucionar los discos. Los eufóricos fanáticos no se hicieron esperar. El vaivén de un mar de brazos al aire le dio la bienvenida a las 11 de la noche, momento en que comenzaba la fiesta electrónica.

You shout it loud, but I can't hear a word you say far... Titanium --la primera canción de la noche—afinó gargantas y su coro se escuchó a capela: “Fire away, fire away”. Vinieron luego las mezclas, y el DJ, más aclamado por el público, pinchó sus temas a una multitud que respondía extasiada.

“Nicaragua, estoy feliz de estar aquí”, comentó en inglés Guetta y la gente lo agradeció con un ensordecedor grito. La bandera de Nicaragua ondeó en sus brazos. Un gran saludo para los fanáticos que provenían de Managua y los distintos departamentos del país, aunque algunos salvadoreños y guatemaltecos también se dejaron ver entre la multitud.

Guetta aceleraba y detenía al público a su placer, sacando gritos, lluvias de cervezas y hasta manotazos involuntarios.

Without you”, “Don’t you worry child”, “She wolf”, “Sexy bitch” y la fiesta continuaba pero tras dos intensas horas llegó el momento que pocos querían, el DJ francés concluyó su presentación. La carga del público era interminable y esperaba más, pero Guetta no cedió a la petición de un público que aclamaba su regreso al menos por unos minutos.

Sin duda una gran noche en Managua para los fanáticos del electro pop y del house. El público se deleitó ante uno de los mejores y más cotizados de la escena electrónica. Más de alguno ya piensa en una próxima visita del francés.

La presentación de Guetta se realizó en el terreno contiguo a Galerías Santo Domingo bajo la producción de Premier Producciones y el patrocinio de El Nuevo Diario.