•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

No son entrevistas simples y llanas. No fue necesaria la grabadora, no hubo contacto visual, no hubo cita concertada, sino comunión entre mujeres luchadoras y una periodista tenaz que buscaba contar sus historias, pero no como biografía sino como el fruto de un diálogo en el que el personaje responde con franqueza.

Mujer no costilla es el título de la obra en la que Alina Guerrero comparte con los nicaragüenses la historia de grandes mujeres de la vida cultural, política y social del mundo a través del formato de entrevistas ficticias, mediante el cual ella elaboró preguntas que pudo responderse tras haber investigado a cada personaje.

“La idea es recrear la historia de cada una de estas mujeres, el ambiente y las condiciones en donde ellas se desenvolvieron y captar los rasgos más sobresalientes de su personalidad", señaló Guerrero.

Este trabajo lo inició con el objetivo de “dar a conocer a mujeres latinoamericanas destacadas, que con su accionar habían dado un aporte a la sociedad, mujeres que, a pesar de las circunstancias y de los obstáculos que tuvieron, siguieron adelante con sus ideales, con sus sueños hasta llegar a realizarlos o por lo menos hasta dejar un camino a seguir por las nuevas generaciones”.

Más allá de ello, también es una forma de rendirles homenaje y dar a conocer sus vidas, “para que a las personas que no sabían o sabían muy poco de ellas, les quedara la inquietud de saber más”.

En el libro reúne once entrevistas ficticias a mujeres que considera fuente de inspiración, porque considera que “es increíble cómo lograron hacer todo lo que hicieron hasta allanarnos el camino para que ahora las mujeres tengamos muchos de los derechos por los que ellas lucharon poniendo alma, vida y corazón”. Hay más mujeres en la historia que vale la pena conocer y yo voy a seguir contando a través de ALICE y a lo mejor vuelvo a hacer otra recopilación y hago un segundo capítulo de estas increíbles mujeres.

Guerrero aseveró que le resultó sencillo llevar a cabo el formato porque se apropió de cada personaje hasta conocerlas a fondo, lo que le facilitó las entrevistas.

“Yo sentí con cada trabajo que estaba frente a ellas y que podía saciar mi curiosidad como periodista y preguntarles lo que yo quisiera. No hubo complejidad porque me sentí muy a gusto haciendo este trabajo, claro que tuve que leer lo más que pude, pero como a mí me gusta la lectura fue un placer hacerlo", señaló.

Frida su favorita

Al preguntarle si había una entrevista favorita, Guerrero dijo que a pesar de haberlas disfrutado todas, le encantó la que le hizo a Frida Khalo.

“Ya sabía de ella, sin embargo, adentrándome en el personaje me di cuenta de lo irreverente, de lo libre pensadora, de su valentía ante el dolor, de su autenticidad y su desenfado ante los problemas que tuvo que enfrentar. Sin embargo, también pude valorar a dos grandes mujeres nicaragüenses: Doña Chepita Toledo y la doctora Concepción Palacios, dos dignas representantes de las mujeres de nuestro país”, adujo.

Si un mensaje se desprende de su obra dice que es que “las mujeres no debemos cansarnos de luchar por los ideales, las metas y los sueños.

Mujer no costilla es un título con el que Guerrero dice que desea transmitir la idea de que las mujeres “no somos una costilla, un cuerpo entero, que contrario, de nuestro vientre ha salido la humanidad entera, nosotras somos dadoras de vida y un ser humano que da vida no puede ser, como dice la poeta Ana Ilse Gómez, una insólita costilla”.

La obra será presentada hoy, en el auditorio central de la Universidad Americana UAM, a las 6:30 de la tarde.