•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • El País

Steve Wozniak, el otro genio que está detrás de la creación de Apple, fue el primero en poner de vuelta y media el biopic de Steve Jobs cuando se estrenó en Sundance. Consideraba que Jobs presentaba de una manera errónea tanto los hechos como la caracterización de los personajes. Eso sí, comentó que como película le pareció divertida, comentario que tampoco fue de gran ayuda. De hecho, su opinión es solo un ejemplo de los problemas que tiene el trabajo de Joshua Michael Stern.

Si los productores pensaban que la combinación de Ashton Kutcher y Steve Jobs iba a arrasar en las salas, de momento van a tener que esperar para comprobarlo en taquilla, porque la llegada a los cines se retrasa. La idea inicial era que se estrenara el próximo 19 de abril. No va a ser el caso. Se pueden dar muchas explicaciones para justificarlo, como que el tiempo para promocionar la película fue muy corto. Pero lo que también es cierto es que la figura de Jobs se desvanece rápido conforme pasa el tiempo.

Solo hay que fijarse en la acción de Apple. En septiembre pasado, el título se pagaba a 705 dólares la unidad. Ahora, seis meses después, vale un tercio menos. Jobs era un vendedor nato. Le bastaba con salir al escenario para crear una ilusión en torno a los artilugios que presentaba. Como ejemplo, Samsung tuvo que recurrir a una puesta en escena tipo Broadway en el Radio City Music Hall para la puesta de largo de su último teléfono. Esa presencia física de Jobs se echa mucho en falta.

El carisma del creador de Apple siguió vivo en numerosas publicaciones que salieron a la venta poco después de morir. El atasco en las estanterías empieza a verse también en los platós. Aaron Sorkin, el padre de la galardonada La red social y de la exitosa serie El ala oeste de la Casa Blanca, también trata de dar forma a otra biografía, esta parece mejor documentada. Y ahora, pasado el primer año de luto, los de la popular web Funny or Die anuncian que van a hacer su propia versión cómica bajo el más que evidente título iSteve.

Las no tan buenas

Otra mala noticia para el biopic dirigido por Stern, porque la iMovie de Funny or Die se colgará en Internet el 15 de abril, justo un día antes del estreno inicialmente previsto para jOBS. Tendrá una duración de mínimo una hora, un formato poco usual para la Red, donde funcionan mejor las piezas cortas. Lo que está por ver es si los fanboys de Apple aceptarán los chistes, incluso cuando se hacen de manera inteligente y sin malas intenciones. Allison Hord, el productor, comentaba a The New York Times que hasta los más fervientes seguidores de Apple se echarán unas risas.

El guión se escribió en cinco días y se rodó en tres. La idea inicial era hacer un tráiler de una película ficticia de Steve Jobs. Donde seguramente no están para muchas risas es en Open Road Films, la distribuidora de jOBS. En la nota anunciando el retraso del estreno de Steve Jobs protagonizado por el ex de Demi Moore no daba fecha. Quizás tenga razón Wozniack y sea una película completamente equivocada. Sorkin y Sony estarán seguramente tomando nota. Ellos no tienen calendario ni nombre.