•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Vanguardia.com y TVyNovelas.com

Un nuevo round en la pelea entre la cantante barranquillera Shakira y su exnovio Antonio De la Rúa se encendió tras conocerse que la artista entabló una demanda en contra de este en un tribunal de Las Bahamas, por la supuesta apropiación de 3 millones de dólares sin su autorización, además de gastarse 500 mil dólares de una de las tarjetas de crédito ligadas a las cuentas bancarias de sus empresas.

La querella entre la expareja se encendió desde 2012, cuando De la Rúa presentó en tribunales de Nueva York una demanda contra Shakira por 100 millones de dólares por el supuesto incumplimiento de la cantante de reconocerle su parte en la sociedad que tenían en común.

El que fuera novio de Shakira durante una década, afirmaba que su expareja infringió el acuerdo oral que alcanzaron cuatro años después de conocerse, por el cual este recibiría una parte de los beneficios generados por la cantante “a cambio de la contribución de sus habilidades en mercadotecnia y negocios”.

En la demanda, los abogados del argentino detallan que desde que la cantante le designó como su nuevo representante, la “marca Shakira” alcanzó nuevos niveles, consiguió contratos multimillonarios y fue él quien la persuadió para grabar el éxito de ventas “Hips don’t lie”. Los abogados del argentino han dicho a la prensa que Shakira “ha tratado de reescribir la historia, que incluye negar la existencia de esta sociedad en común, menospreciando las contribuciones de De la Rúa a la misma y tergiversar los hechos del pasado”.

En este sentido, la barranquillera se destapó al afirmar que sus éxitos no se deben a él, pues no era su representante y afirmó que si le dio trabajo fue porque estaba desempleado.

De la Rúa la acusa de esconder fortuna

Ante el señalamiento de Shakira de que él le robó dinero de sus tarjetas de crédito, el argentino contraatacó afirmando que la colombiana está escondiendo su fortuna y le ha mentido al tribunal para evitar pagar lo que le debe. “Tengo una base sólida de hechos para apoyar mi creencia de que la señora Mebarak intentará ocultar activos de la sociedad, o de lo contrario ponerlos fuera del alcance de los tribunales de los Estados Unidos”, declaró De la Rúa. El empresario aseguró que “algunas de las declaraciones juradas fueron presentadas por personas que se sintieron presionadas, económicamente o de otro tipo, a presentar una declaración diciendo lo que ella y sus asesores querían que se dijera”.

Cabe recordar que De la Rúa le solicitó a una Corte de Nueva York el embargo de las cuentas de Shakira en el Banco Safra de Ginebra, como medida preventiva para evitar que la artista oculte sus bienes.

La representación de De la Rúa reveló que ha tratado de llegar a un acuerdo fuera de la Corte, pero Shakira no ha querido, por lo que el pleito va para largo.