•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Combinar sano, delicioso, atractivo y fácil de preparar en un solo plato, es tarea difícil pero no imposible, y la doctora Paula Andrea está dispuesta a demostrarlo.

Ella compartirá sus secretos culinarios para que la población nicaragüense tenga una herramienta sumamente útil para alimentarse mejor y sin sacrificar el paladar.

Ella no es chef, pero sí ama de casa conocedora de la sazón familiar y destacada nutricionista que a través del proyecto Recetas frescas y ligeras, impulsado por El Nuevo Diario, a partir de mañana pondrá a disposición de los lectores, fascículos con fórmulas para alcanzar la hazaña de poder explotar la capacidad que tienen todos los grupos nutricionales para ofrecerle al cuerpo lo que necesita y de una manera agradable, usando los ingredientes que tenemos en Nicaragua pero combinándolos de una forma adecuada.

“Es hora de preparar platos sanos de una manera sabrosa, para finalmente llevar a la mesa comida nutritiva que va a cubrir los requerimientos del organismo", señala la doctora.

Asimismo, dice que la idea de este proyecto nació porque considera que los nicaragüenses necesitan aprender a comer diferente y asumir un nuevo estilo de vida para combatir la epidemia de enfermedades cardiovasculares y la obesidad, que dependen hasta cierto punto de la forma en que la gente se alimenta.

“Tenemos un país con una cultura gastronómica enorme, pero también con unos hábitos no muy adecuados. Por eso pensé en poder ofertar un listado de recetas que sean ricas, fáciles y sanas. Lo más importante es que aportan gran cantidad de nutrientes y son innovadoras porque son las mismas cosas que encontramos en el mercado, pero preparadas con más cantidad de fibra, más cantidad de vegetales, con condimentos nuestros pero optimizados de manera que son muy completos pero muy sanos también", enfatizó.

Herramientas óptimas

También dijo que con Recetas frescas y ligeras, se busca dar herramientas a todas las amas de casa para mimar a su familia y también para que aquellas que pasan todo el día en el trabajo tengan la oportunidad de dar instrucciones a las personas que trabajan en el hogar para que preparen alimentos que sean más sanos.

Sin lugar a dudas, lo que los lectores tendrán en sus manos es una guía con sabor que cubrirá varios frentes: que sean comidas ricas y saludables, muy fáciles de preparar, que no tomen muchísimo tiempo y que estén al alcance de todos.

“Tenemos que saber y estar claros de que a los alimentos les debemos devolver el sentido que tienen, porque son la gasolina de nuestro cuerpo. Cada grupo nutricional nos aporta ciertas ventajas. Lo que ocurre es que nos han enseñado a comer lo que le gustaba a la abuela o a la madre, esto lo están transmitiendo como conducta y hábitos de generación en generación, pero con todos los cambios que implica el medio y tanto avance tecnológico y que las personas son cada vez más sedentarias, hay que sacarle el jugo a los alimentos, para poder aprovechar todo su aporte nutritivo para que estemos sanos y nos podamos desempeñar bien".

La doctora señaló con ahínco que es hora de enseñar a los niños a comer bien, y eso es responsabilidad de los padres.

“Mis recetas, además de ser rápidas y fáciles de hacer, también tienen como valor agregado que soy médica diabetóloga que trabaja en nutrición, que tengo que atender a mi familia y que me toca ver cómo la gente se está enfermando por no tener un estilo de vida saludable, y cómo batallan para no cambiarlo. A veces pretendemos que la gente coma pollo cocido con chayote y eso no es compatible con la vida porque comer debe llevar satisfacción, te gusta saborear otra sazón", concluyó.

Tome nota

Recetas frescas y ligeras circulará en 40 fascículos, de lunes a viernes, insertos en El Nuevo Diario; mañana encontrarán el coleccionador, para que los vayan guardando.