•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Parece que los hijos de los famosos están empeñados en emular los pasos de sus padres, aunque muchos han decidido escoger una profesión radicalmente diferente, la de DJ. Hijos de políticos, como Pierre Sarkozy; de actores, como Connor Cruise Kidman o incluso un miembro de la saga de los Hilton, como la inclasificable Paris, se han animado a colocarse los cascos y subirse a un escenario para meterse a la tan respetable profesión de pinchadiscos.

El último en apuntarse ha sido el hijo adoptivo de Tom Cruise y Nicole Kidman, Connor, un joven de 18 años que hace tiempo decidió que lo suyo era la música electrónica. Su última actuación fue en Madrid, en la discoteca Gabana.

Con un look más propio de un rapero que de un DJ, el joven Connor Cruise puso a bailar a los famosos, ‘it girls’ y personalidades que habitualmente desfilan bajo la bola de cristal de este club nocturno.

Pero el vástago del todopoderoso Cruise no ha sido el primero ni tampoco será el último, otro nombre de peso que ha querido convertir su pasión por la música en profesión es la de Pierre Sarkozy. Aunque su apellido le auguraba un buen futuro en el mundo de la política, el segundo de los cuatro hijos de Nicolas Sarkozy decidió dedicar su vida a la noche y las discotecas bajo el apelativo de ‘DJ Mosey’, su nombre artístico.

A diferencia de su hermano mayor, Jean, que ha seguido los pasos de su padre y ya ostenta cargo público, Pierre ha paseado sus combinaciones musicales por Brasil, Marruecos, Camerún, Italia, Estados Unidos o Rusia.

Todo un periplo para un joven que ya forma parte de una de las más prestigiosas firmas de representación de DJ’s de todo el mundo, y en la que tiene por compañero al famoso Felix Da Hosecat.

Pero Sarkozy y Cruise no son los dos únicos apellidos capaces de subirse a un escenario para hacer bailar a la gente. El más sonado de todos los estrenos en una cabina de DJ ha sido el de la ecléctica celebrity y mediática Paris Hilton.

Por si acumulara ya pocas profesiones -diseñadora, empresaria, actriz o cantante-, la bisnieta de Conrad Hilton quiso sumarse a esta moda el año pasado con un debut que para muchos fue catastrófico, pero en el que hizo las delicias de sus fans gracias a unos cascos de brillantes... todo un espectáculo.

 

España, país de dj’s

En España muchos hijos de famosos han decidido encaminar sus pasos profesionales a este mundo del ocio nocturno. El primero fue el hijo de la cantante Isabel Pantoja y el fallecido torero Francisco Rivera, conocido con el sobrenombre de ‘Paquirrín’.

Con ritmos más latinos que los anteriores nombrados, el vástago de la tonadillera se presentó en el mundo de la moda con el single “Quítate el top”, y hace poco quiso emular el éxito de la primera con “Chica Loca”, un tema que confía en que sea uno de los nuevos éxitos del verano.

Aunque la popularidad del hijo de la folclórica española proviene en gran parte de su madre, su participación en películas como “Torrente” y su auge como fenómeno mediático le han hecho acumular legiones de seguidores y ‘fans’.

Este joven de 29 años no ha sido el único, Brianda Fitz-James Stuart, nieta de la Duquesa de Alba, también ha apuntado la carrera de DJ a su largo currículum. Diseñadora de moda e ‘it girl’ donde las haya, gracias a su blog “Brianda dibujando”, la joven aristócrata pertenece a la Casa de Alba, una de las más antiguas y con mayor peso en la nobleza española, pero no por eso ha querido dejar pasar la que considera una de sus grandes pasiones.

Brianda reparte su tiempo entre los diseños de moda que realiza para la firma La Casita de Wendy, y su amenización como DJ en fiestas, para la que es habitualmente contratada, una profesión que a su padre, Jacobo, fundador de la prestigiosa editorial Siruela, parece apoyar sin ningún tipo de remilgos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus