•  |
  •  |
  • END

San Salvador, El Salvador.

“Hoy el clima no nos favorece”, advirtió en primera instancia un acento extranjero. Se trataba de José Drago, el guía turístico asignado para un tour por los lugares más turísticos de El Salvador, el país más pequeño de la región, pero con una economía dolarizada creciente y con una población que supera los 5 millones.

Nuestra primera estación fue el asombroso lago de Coatepeque, cuyo nombre significa en lenguaje náhuatl “Cerro de Culebras”. Esta belleza de origen volcánico está situado 18 kilómetros al sur de la ciudad de Santa Ana, una de las más importantes de El Salvador. Desde la cima de las montañas que abrigan el lago, pudimos observar las cabañas privadas que lo rodean. Las canoas que flotan sobre sus tranquilas aguas en busca de peces y el camaleónico cambio de colores del Coatepeque, pues según los guías turísticos, éste se toma el color del cielo.

Oficialmente se calculan 25 volcanes en El Salvador, sin embargo los vulcanólogos estiman más de 100. los más importante son el Santa Ana, con 2 mil 381 metros sobre el nivel del mar, El Cerro Verde, que mide 2 mil 32 mts y el volcán del Izalco de 1,900 mts. Después de los volcanes, los mayores atractivos son sus playas, ubicadas a 25 minutos, como máximo de la Ciudad.

El Salvador ofrece más de 300 kilómetros de hermosas playas tropicales y posee dos de las mejores para surfear. Se trata de El Sunzal y La Paz. Sin embargo, Costa del Sol es el destino por excelencia para los turistas. Es la playa más extensa. Tiene 15 kilómetros de extensión.


Colonial
Una de las ciudades más importante de El Salvador es Santa Ana. Fue en su momento la más rica, sobre todo por la temprana explotación de café. El Salvador fue conocido como el “país del café”, pero hoy parece una ironía pues cientos de cafetales han sido abandonados.

El centro de la ciudad todavía conserva su arquitectura colonial y la alcaldía ha demostrado interés en mantener esa estructura, según Marta Seyes, responsable de comunicaciones del Teatro de Santa Ana, el cual se encuentra en reparación y retoques por artistas italianos. Lo mismo sucede con la Catedral. El lugar donde hoy está la catedral de Santa Ana, estuvo la parroquia central que fue construida en el siglo XVI y fue semidestruida por un relámpago en el siglo XIX.

El teatro, la catedral, la alcaldía, los monumentos vecinos todos del parque central, conforman los atractivos de la ciudad. Sin embargo, Santa Ana tiene el volcán más grande y un clima fresco. Bellos paisajes, montañas verdosas, un trato cálido y abrazo de hermano los espera en El Salador.


Algunos datos
La población de El Salvador es de 5 millones 744 mil 113 habitantes, según censo de 2007, dentro de su territorio; el 86 por ciento es mestiza, el 12 por ciento blanca, y el 2 por ciento indígena; muy pocos indios han retenido sus costumbres y tradiciones. Es el país más densamente poblado de América Latina.

Según los guías turísticos, cada 15 años hay un terremoto en El Salvador.

Hasta 2001 la moneda fue el Colón. Desde el 1 de enero de ese año el dólar estadounidense desplazó en gran medida la moneda nacional.

El presidente Francisco Flores para ese entonces decretó la llamada Ley de Integración Monteraria (LIM), que puso a circular el dólar a la par de la moneda local, que aún circula, pero nadie quiere.

El salario básico en la ciudad es de 160 dólares y en el campo es de 120.

El arroz con frijoles, que en Nicaragua y en Costa Rica es conocido como gallopinto, en El Salvador se llama “casamiento”