•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un solo escenario. Veintitrés jovencitas provenientes de diversas latitudes del mundo unidas por la belleza y el anhelo de alcanzar la misma corona. Una beldad panameña que miraba expirar su reinado y un público expectante. Esos fueron los elementos que se conjugaron la noche del sábado en la elección de Miss Teen Universe.

Este certamen que apenas estaba en su segunda edición, contrario a lo que se especulaba, acaparó la atención de los nicaragüenses que además de poder asistir al Teatro Nacional Rubén Darío tuvieron la oportunidad de seguirlo por televisión.

Las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar durante el desarrollo del evento y menos tras conocerse que la representante de Nicaragua, señorita Lucía Osorno, es la sucesora en el trono que durante un año perteneció a Sasha Nikyta Kam.

Tras la emocionante noche en la que se materializó uno de sus grandes sueños, Lucía Osorno conversó con El Nuevo Diario y compartió la felicidad que representa para ella y su familia el hecho de portar la corona mundial teen.

Según dijo, lo más difícil en su camino a la corona fue poder repartir el tiempo entre sus clases, sus actividades de preparación, su familia y sus amigos.

Sin embargo, la jovencita de 18 años, originaria de Managua y estudiante de Mercadeo y publicidad y Administración de Empresas en la Universidad Americana, UAM, afirma que todo el esfuerzo valió la pena.

Tres meses tomó su preparación, que incluyó clases de dicción y pasarela, para las que contó con el apoyo de la organización Miss Teen Nicaragua, también reconoció el aporte de Oscar Zelaya en modelaje y Alex Miller, como estilista que la acompañó en todo momento, así como de su entrenador Franco Guzmán.

"El tiempo de preparación en el que no podía descuidar mis estudios ni desenfocarme del concurso fue difícil, pero a la vez muy enriquecedor, porque me enseñó a ser más organizada y a esforzarme mucho más", argumentó.

Después de actuar como anfitriona durante la estadía de las reinas teen en el país, Osorno manifiesta que "fue muy lindo conocer sus culturas y tradiciones, además de poder representar a mi país. Fuimos a las Isletas de Granada, disfrutamos y ellas conocieron muchos lugares y estaban sorprendidas porque en otros países no tienen estas bellezas”.

Lucía Osorno se describe como alguien muy transparente y positiva que en el concurso dio lo mejor de sí y que demostró en el escenario y en la entrevista con el jurado de qué madera está hecha.

Positiva y perseverante son dos cualidades que reconoce en sí misma y afirma que a todo le busca lo bueno y lucha por lo que quiere.

Ella modela desde que tiene once años y el año pasado fue electa como segunda finalista en Miss Teen Nicaragua.

Cree que siempre hay segundas oportunidades y en ese sentido dijo que aunque no ganó Miss Teen Nicaragua, ahora posee la corona de Miss Teen Universo.

Osorno confesó que estaba muy segura de que podía ganar porque se preparó muy bien, aunque reconoce que la competencia era fuerte porque todas eran bellas y dieron lo mejor de sí.

Para ella la corona implica grandes responsabilidades y el compromiso de ser siempre íntegra, porque desea ser una imagen a seguir, además dijo que le gustaría enfocar su trabajo como reina a apoyar a los jóvenes para que sigan estudiando y que se preparen para el futuro.

A la reina teen le gusta hacer ejercicios, llevar una dieta saludable no solo para verse bien sino para cuidar su organismo. Tiene como metas ser persona de éxito, llegar a ser una buena madre y una profesional ejemplar.

Además de agradecer a todas las personas que le acompañaron en la realización de este sueño, Lucía Osorno dijo que sus padres son las personas que más admira, porque son su fuerza y apoyo incondicional.