•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Efe / Reportajes

Como una acuarela, colorista, vital y romántica, así se presentan las nuevas colecciones de primavera-verano en el textil. Tonos pastel, una sinfonía de celestes, rosas y fucsias son la atracción de la temporada, sin olvidar los verdes e incluso los tostados. El hogar se viste de fiesta y los tonos intensos entran a raudales por las ventanas, se cuelan por las rendijas; el buen tiempo llama a convertir el hogar en un espacio exterior plagado de buenas vibraciones en las que el color es el auténtico protagonista.

Ser receptivos al cambio es la mejor opción para adaptarse a un tiempo que busca el optimismo en la decoración.

Los tonos rosas y lilas ayudan a crear ambientes serenos y vitales al mismo tiempo, mientras que las telas con grandes motivos vegetales son las ideales para vestir las zonas de exterior, donde el espacio es más grande. Los textiles de lino son idóneos para ello mientras que los algodones de la colección “Melinki One”, de Scion, constituyen también una opción propicia. Los colores neutros como el verde y los tostados permiten que mentalmente consigamos el frescor del exterior dentro de casa. Como el césped recién cortado y regado, como el olor de la hierbabuena que nos llega recién levantados, Gancedo propone el modelo “Fitzroy”, mientras Gaston y Daniela logran que el lino “Bahamas”, de Manuel Canovas, sea toda una declaración de intenciones.

Ka Internacional nos traslada con su colección “Sisinghurts” al hechizo de los jardines ingleses. En los años 30, la escritora Vita Sackwille-West plasmó su particular visión de un jardín idílico que ahora la firma hace llegar con esta colección, transportando su imaginario al hogar, comentan los responsables de Ka. Colchonetas de algodón, perfectas para convertir en el más cómodo de los muebles a los diseños de forja que Güell-Lamadrid se encarga de vestir de delicado estampado.

Flores acuareladas en tonos fucsias y aguas que se funden en una explosión de color, en una “tela romántica” y retro que evoca el florecer de la primavera al aire libre.

La firma Laura Ashley imprime flores en todo tipo de telas y con todo tipo de tonos. Cortinas, estores, cojines, y ropa de cama se funden en un universo intenso donde la profusión de rosas es rica en la colección “Palace Garden” mientras que resulta más sobria en Bloomsbury donde las hojas en tonos amarillos y azules son las protagonistas.

Sobriedad japonesa

La sobriedad japonesa se pone de manifiesto con la elegancia del gris y el blanco en la propuesta “Kyoto”, una opción preciosista, delicada y llena de calma que incluso se introduce en motivos para el lugar más íntimo del hogar, el baño.

Estampados que la firma traslada también a las habitaciones infantiles con miniarboledas en tonos verdes y rosas, suaves toque de color para no estresar el sueño.

Los complementos de la mesa no escapan al estampado floral. La firma Sia Home en su colección inspirada en plena jungla, “Graphic Jungle”, traslada el universo de Tarzán y Jane a espacios más urbanos, donde acompaña deliciosos manjares con salvamanteles de enormes hojas verdes a los que acompañan cojines redondos para mayor comodidad.

Bajo el nombre de “Happy Colors” enmarca los colores más vibrantes en buganvillas y ranúnculos, sin olvidar a geranios o claveles. “Queremos que el buen humor se instale en nuestras vidas”, argumentan desde la firma.