•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Efe-Reportajes

Gwyneth Paltrow vuelve, contra todo pronóstico, a estar de moda. Tras una etapa apartada del cine tal vez porque es una de las actrices que suscita más grima en Holllywood por sus polémicas declaraciones, la actriz ha sido nombrada la mujer más bella del año, triunfa en la taquilla con la tercera entrega de “Iron Man 3” y tiene en cartera “33 días”, una película sobre Picasso junto a Antonio Banderas, dirigida por Carlos Saura.

Tras acumular éxitos y premios con “Shakespeare in love”, “Emma”, “El talento de Mr. Ripley” o “Los Tenenbaums”, Paltrow decidió ralentizar su carrera y dedicarse a su vida personal junto a Chris Martin, el líder del grupo Coldplay, con quien se casó en 2003 y con el que tiene dos hijos, Apple Blythe Alison (2004) y Moses Bruce Anthony (2006).

Su afición a la comida sana, los atípicos contenidos de su página web (www.goop.com) y sus estrictas dietas han sido los asuntos que más controversia han generado a la actriz estadounidense, que habla un perfecto español e incluso ha sido nombrada hija predilecta de Talavera de la Reina (localidad del centro-sur de España).

La polémica

A primera vista, Paltrow, de 40 años, parece ser una mujer dulce ajena a toda polémica, pero nada más lejos de la realidad. Medios de comunicación y ciudadanos anónimos han criticado a la actriz estadounidense por una amplia y variada carta de motivos.

Se la ha criticado por no llevar ropa interior a la premiere de “Iron Man 3” en Los Ángeles, aunque el vestido semitransparente lo requería; por obligar a sus hijos a seguir una estricta dieta sin gluten y de grano no procesado y, para rematar, el New York Times la acusó recientemente de no ser la autora del último de una larga lista de libros de cocina sana que ha escrito.

Sus meteduras de pata, y lo que muchos consideran un carácter pretencioso, le han valido a Paltrow el estatus de “Celebrity más odiada de Hollywood», según la clasificación realizada el año pasado por la revista Star, un pódium que arrebató a la mismísima Anne Hathaway y a Chris Brown.

Probablemente, la mayor parte de sus controvertidas declaraciones provienen del ámbito gastronómico. Como autora de varios libros sobre comida y vida sana, la actriz se dedica a dar consejos sobre lo que considera una alimentación sana, pero que para muchos es una estricta dieta militar, sin hidratos de carbono, sin café, con pocas proteínas y sin gluten, obviamente, nada de comida basura.

Pero la polémica tampoco está exenta de su página web, en la que incluye contenidos de todo tipo: igual recomienda ropa que joyas de varios miles de dólares, que fundas de Ipad, lo que ha ayudado a forjar una imagen de “niña rica” alejada del mundo real, que cosecha tantos adeptos como detractores.

 

Vientos en popa

Pero las cosas empiezan a tomar un rumbo diferente. Si a finales del año pasado la edición de People la nombraba la mujer mejor vestida del año, a principio de esta temporada la misma revista arrebataba la corona a Beyonce para dárselo a Paltrow como la más guapa sobre la tierra.
Cuando recibió la noticia, la actriz pensó que alguien le estaba gastando una broma, aunque también aseguró que, cuando más bella se siente, es cuando se acepta tal como es: “Cuando no me juzgo, tengo esa paz que viene cuando te quieres a ti mismo y a todos tus defectos”, manifestó la actriz.   
No es el único triunfo que ha recogido este año la intérprete de “Grandes Esperanzas”. Lo que comenzó como un juego interpretando a Pepper Pots, la chica de “Iron Man”, ha resultado ser una de las mejores elecciones de su carrera. Con la buena compañía de Robert Downey Jr., la saga ya va por la tercera entrega y, aunque asegura que no habrá una cuarta, el film del héroe de cómic está arrasando en taquilla, y su estreno fue el segundo mayor de la taquilla estadounidense con 207 millones de dólares recaudados.
El próximo reto para la gran pantalla será encarnar a Dora Maar, la fotógrafa francesa que encandiló a Pablo Picasso, encarnado en esta ocasión por Antonio Banderas. Un reencuentro que podrá verse en “33 días”, la película que narra el proceso de creación del “Guernica” de Carlos Saura.
Aunque el rodaje se ha pospuesto en varias ocasiones, todo apunta a que este verano se llevará a cabo. Un proyecto que volverá a unir a la actriz con España, un país que adora y con el que siente una “especial conexión”. Esta película sobre el genio del arte contemporáneo español promete ser un capítulo más del gran año que disfruta la actriz.