•   Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • Esmas.com

Kate Middleton ha recibido el visto bueno por parte de la reina Isabel II para romper con la tradición real y así poder tener su propio ‘baby shower’, fiesta que dará la bienvenida al bebé que espera junto a su marido para el próximo mes de julio.

La esperada celebración la organizará su hermana Pippa Middleton. Aunque también contará con la colaboración de su hermano James, quien se encargará de la tarta, que tendrá forma de muñeco.

“No es una tradición real pero Kate tampoco es un miembro de la casa real tradicional”, contó una amiga al periódico The Sun.

Para evitar cualquier crítica en estos tiempos de crisis, la fiesta será sencilla y los regalos que se den a los invitados también. Así, las chicas recibirán unas velas y productos de las tiendas The White Company y Jo Malone.

“Es moderna y quiere una vida normal. El príncipe Enrique, Kate y Guillermo son la generación joven de la casa real.

No es normal que haya una fiesta de bienvenida a un bebé en la familia real pero es algo de ahora, moderno. Será un gran día para todos. Y Kate está haciendo esto con el consentimiento de la reina”, añadió la amiga.

Kate ha sido muy actual durante su embarazo y en la mayor parte de los medios fashionistas se ha alabado su estilo para vestir, su figura y todo lo que tenga que ver con el nacimiento de su futuro bebé. Sin duda, la Duquesa de Cambridge ha demostrado un notable ‘savoir faire’ a la hora de vestir en este periodo y los grandes diseñadores no han pasado por alto este hecho. Profesionales de la talla de Nina Ricci, Karl Lagerfeld, Chanel o Vera Wang pusieron a su disposición posibles modelos para lucir su vientre sin renunciar a las tendencias.

 

Tomado de esmas.com