•   Berlin  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El generoso actor Brad Pitt no dudó en dejarle a la camarera del restaurante japonés Kuchi, de Berlín, una propina de 700 dólares, después de que él y su familia disfrutaran de deliciosos platos orientales por valor de mil dólares, durante la celebración del cumpleaños de Angie, que tuvo lugar esta semana.

“Son maravillosos. Llegaron a las nueve de la noche al restaurante y dejaron sus zapatos en la entrada como todos los clientes”, afirmó Undine Orth, la afortunada camarera de 24 años que recibió la elevada cantidad de dinero. “Mis piernas temblaban cuando se acercó Brad Pitt. Compartí la propina con quince de mis compañeros de trabajo”, dijo emocionada Undine. ¡Así es bueno atender!

 

Tomado de http://www.vanguardia.com