•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La final del concurso de televisión "Latin American Idol", en la que se enfrentarán una competidora de Costa Rica y otra de Panamá, ha movilizado a los gobiernos y ciudadanos de ambos países, que han volcado esfuerzos para asegurar el triunfo de sus respectivas representantes.

Las competidoras son la costarricense María José Castillo, de 18 años, y la panameña Margarita Henríquez, de 17, quienes mantienen una disputa televisiva que culminará el miércoles en la noche, tras lograr altos índices de audiencia en América Central y enfrentar a ambos países vecinos como si se tratara de la final de la Copa del Mundo.

A ambos lados de la frontera el triunfo de sus respectivas competidoras se ha convertido en una cruzada nacional o una suerte de "razón de Estado", y sus gobernantes han aportado dinero para apuntalar a sus representantes en este "reality show" que se transmite a todo el continente.

El concurso ha provocado también que muchos panameños hayan desempolvado viejas rivalidades con los "ticos" y viceversa.

"Costa Rica le ha declarado la guerra a los panameños con el tema de la competencia. Y los panameños no se han quedado cortos y han hecho de esto una verdadera rivalidad. Ya se habla de cuestión de honor", dijo a la AFP el presentador de la televisión panameña Víctor Mojica.

Tras asegurar que María José Castillo tiene un gran talento que enorgullece a toda Costa Rica, el presidente Óscar Arias llamó a sus compatriotas a apoyarla para que gane el "Latin American Idol".

"Ella ha logrado tocar los corazones de todos los costarricenses, de todos los rincones de este país, de todas las clases sociales y ha unido a los costarricenses que anhelan un triunfo", dijo el mandatario y Premio Nobel de la Paz.

Arias visitó a los padres de la muchacha en la ciudad de Heredia, vecina a San José, y llamó a los costarricenses a apoyarla haciendo llamadas, pues el concurso es patrocinado por una empresa de telefonía celular y cada llamada incrementa los votos de las candidatas.

Asimismo, Arias y la ministra de Cultura, María Elena Carballo, firmaron un decreto declarando de "interés cultural" la presentación de Castillo en la final del Latin American Idol, lo que faculta al gobierno a gastar en publicidad en favor de la concursante tica.

Al otro lado de la frontera, los panameños no se han quedado cruzados de brazos y también se han movilizado denodadamente en apoyo de su abanderada.

"Todos los panameños debemos apoyarla, es un orgullo para los jóvenes y ha demostrado una gran capacidad", dijo el presidente Martín Torrijos, quien exhortó a los panameños y a las empresas privadas a apoyar a la finalista a través de la donación de dinero para la compra de tarjetas telefónicas.

Durante los últimos días se han realizado en Panamá distintos actos de recaudación de fondos y apoyo a la finalista panameña, desde banderas en los autos, carteles en edificios y personajes de la farándula en las calles para recolectar dinero.

El lunes los tres candidatos principales para las elecciones de 2009, Balbina Herrera, Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela, acudieron al Canal 13 y donaron tarjetas telefónicas y dinero para la campaña de Henríquez. Esa noche la estación de TV logró recaudar 45.000 dólares entre los telespectadores.

Abdiel Gutiérrez, de la empresa telefónica Cable&Wireless, aseguró al diario La Prensa que "la demanda de mensajes de texto que se registrará en Panamá entre mañana (miércoles) y el jueves será histórica".

Pero también hay algunas voces críticas, como la empleada doméstica panameña Ofelia Herrera, quien dijo a la AFP que "al final todo esto es un negocio para las empresas telefónicas. El ganador debería darse por méritos, no por llamadas".