•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Informador.com.mx

En la Gala del Met de Nueva York de este año, con la que se inauguró la exposición ‘Punk: Chaos to Couture’, Madonna apareció sobre la alfombra roja vestida con un saco gris a cuadros de Givenchy, medias negras, zapatos de tacón rosas y ¡sin pantalones!

Como era de esperarse, su look suscitó todo tipo de críticas. Hubo quienes elogiaron su atuendo por hacer honor realmente al tema de la muestra, pero también algunos medios la señalaron de ridícula, por ir vestida de tal forma aun cuando es una mujer de 54 años.

Este ha sido “el pan de cada aparición” de la intérprete durante varios años. En 2009, ‘La Reina del Pop’ se presentó en la red carpet del mismo evento con un minivestido azul, botas altas de color negro y un tocado con forma de orejas de conejo, todo de la firma Louis Vuitton. Odiado por los expertos de moda, el atuendo le dio la vuelta al mundo.

Atavíos de controversia

La historia de esta estrella comenzó a escribirse en 1976, cuando recibió una beca de danza por parte de la Universidad de Michigan. Tres años más tarde empezó a tocar la batería y a hacer coros en una banda de punk/pop.

Su álbum debut, titulado “Madonna”, fue lanzado en 1983. En su primera aparición en los premios MTV, al año siguiente, se presentó sobre el escenario cantando “Like a Virgin” con un vestido de novia. Hubo quienes aseguraron que su carrera se había terminado.

Una de las prendas icónicas usadas por esta norteamericana es el bustier con forma de conos creado por Jean Paul Gaultier en 1990 para su “Blond Ambition World Tour”, pieza que fue rediseñada e incluida en su última gira.

El look de dominatriz caracterizó el lanzamiento de su álbum “Erótica” (1992), mientras que para la película “Evita” (1996) mostró una versión elegante y recatada de sí misma. Con “Ray of Light” (1998) -disco que vendió 20 millones de copias- puso de moda el misticismo; con “Music” (2000) retomó el estilo vaquero y con “American Life” (2003) incorporó elementos militares a su atuendo.

En 2005, Madonna no solo colocó su material “Confessions on a Dance Floor” en los sitios más altos de popularidad, sino que revivió el uso de leotardos. Para la gira promocional de este álbum, solicitó al francés Jean Paul Gaultier la elaboración de su vestuario.

Entregada a la moda

Para bien o para mal, el poder de esta cantante en el mundo de la moda es innegable, prueba de ello es el acercamiento que han tenido diversas marcas para que protagonice sus campañas, como ha sido el caso de Louis Vuitton, Dolce&Gabbana y Versace.

Asimismo, ha tenido colaboraciones de gran éxito; por ejemplo, con la cadena sueca H&M, cuya colección especial, presentada en 2007, registró buenas ventas. Hace tres años lanzó de la mano de su hija Lourdes una línea de ropa juvenil llamada Material Girl.

Tan camaleónica como controvertida, Madonna ha sabido imponer con cada disco, video o gira musical un estilo diferente. Si bien sus apariciones en alfombras rojas no suelen ser aplaudidas por los críticos, el público la identifica como un ícono de moda, de ahí que, en 2009, las personas se acercaran a las tiendas Louis Vuitton para comprar “el bolso de Madonna”.

 

Tal parece que si se trata de estilo, ella solo reta: Si lo tienes, enséñalo.

http://www.informador.com.mx