•   Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El salsero venezolano Oscar D’León afirmó ayer en Uruguay, que no va a parar de actuar “hasta el día que me muera”, en un acto en el que se le distinguió como Visitante Ilustre de Montevideo, tras recuperarse de un accidente que le imposibilitó visitar el país en abril.

Rodeado de varios seguidores y autoridades y en un ambiente familiar, D’León se emocionó al recibir la distinción de manos de la intendenta de la capital uruguaya, Ana Olivera, quien le entregó una medalla conmemorativa.

En ella está grabada la Puerta de la Ciudadela de Montevideo, un monumento símbolo “de bienvenida a la ciudad”, le explicó Olivera.

D’León ofrecerá dos conciertos, hoy y mañana, en el Teatro Metro, de Montevideo, en una gira por Latinoamérica que tuvo que suspender hace dos meses después de sufrir un accidente doméstico que le afectó la visión en su ojo izquierdo.

“Por suerte este problema no me impide hacer lo que más me gusta: cantar” declaró a Efe minutos antes del acto protocolario.

Mejorando poco a poco

Preguntado sobre su visión, dijo: “Hay una franca recuperación y mejoría, y los doctores me dicen que voy a ver un poquito mejor dentro de unos meses”.

Visiblemente conmovido y recordando a su madre “Carmencita”, agradeció “profundamente” a la ciudad de Montevideo y a Uruguay por la distinción y aseguró que pese a ser “un país chiquito, tiene un corazón inmenso”.

El artista también recordó los dos infartos que sufrió hace unos años y se mostró muy “ilusionado” de seguir actuando y ofreciendo conciertos en todo el mundo.

“Cosas como las de hoy hacen que cada paso que dé (en su carrera artística) lo tenga que pensar muy bien para no defraudar ni herir a ninguna persona”, confesó. Por su parte, Olivera destacó los “orígenes humildes” del artista como conductor de autobuses en su Caracas natal y valoró la labor del salsero de difundir “la cultura y música latina en todo el mundo”.

 

Le pone sabor a la salsa

El músico venezolano, que el próximo 11 de julio cumplirá 70 años, está considerado uno de los máximos exponentes de la música latina y es conocido popularmente como “El Diablo de la Salsa”.

Entre sus inolvidables éxitos destacan “Mi bajo y yo”, “Me voy pa’Cali” y “Llorarás”, canción que interpretó a capella frente a sus fans y las autoridades presentes, entre las que se hallaba el Embajador de Venezuela en Uruguay, Julio Ramón Chirino.

Tras pasar por Uruguay, el salsero se dirigirá a Chile, Argentina, México y Ecuador para posteriormente realizar una gira de dos meses por Estados Unidos.

D’León ha grabado más de cincuenta discos, con los que logró diversas nominaciones a los premios Grammy, galardón que logró finalmente en 2007 gracias a “Fuzionando”, reconocido como mejor álbum tropical del año.