•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Efe-Reportajes

La actriz estadounidense Jennifer Aniston, a sus 44 años, sigue siendo la Novia de América, y su atractivo continúa deslumbrando a los estadounidenses. Ahora se encuentra inmersa en la campaña de promoción de su nueva película, “We’re the Millers”, que se estrenó el pasado 7 de agosto en Estados Unidos.

En esta cinta, que se basa en la historia de un narcotraficante que forma una familia ficticia para introducir sustancias ilegales en el país, da vida a una bailarina erótica que ha de desnudarse para salvar a los suyos.

De manera que Aniston, en excelente forma física, aparece sensual en ropa interior, mientras suena música que acompasa su “strip-tease” en una de sus secuencias, su lento e insinuante acto de desnudarse, y luce pelucas en rubio platino y negro azabache, acordes con su sórdida profesión.

Por cierto, sobre la actriz se ciernen estos días, como crecientes o esperanzadas sombras, rumores de embarazo, propiciados al haber acudido al estreno de su película con un traje que perfilaba una tierna barriguita.

No es la primera vez que se habla sobre la maternidad de Jennifer Aniston, pero en la foto con el resto del equipo de “We’re the Millers”, Aniston vestía un ceñido traje en color berenjena que evidenciaba una tripita tal vez delatora de embarazo.

Jennifer Aniston contraerá matrimonio con Justin Theroux, su novio desde hace años, el próximo mes de diciembre. Ya lo han anunciado en lo que es su tercer aviso de boda, después de que llevan prometidos desde hace más de un año.

Las discrepancias de Aniston y Theroux, a los que se empieza a conocer como “Jen” y “Jus” en la prensa del corazón estadounidense, se centraban en la manera de celebrar su boda.

La intérprete --este será su segundo enlace, tras haberse casado con el actor Brad Pitt en una ceremonia que congregó a todo Hollywood-- no quería contraer matrimonio en una boda recogida o íntima, sin apenas invitados, como era deseo de Theroux, sino por todo lo alto, a finales de año, en Los Ángeles, junto a sus amigos y familiares.

Su historia de amor

A Jennifer Aniston se le ha llamado ‘la reina de la comedia romántica del siglo XXI’, pero su vida sentimental no ha sido un camino de rosas desde su separación del actual marido de Angelina Jolie, Brad Pitt, con el que empezó a salir en marzo de 1998.

La pareja se casó en julio de 2000, en una boda de ensueño en Malibú (EE.UU.), y en enero de 2005 anunciaban su separación “amistosa”, en un comunicado difundido en la página de internet de la revista People. Durante un tiempo habían sido considerados la pareja perfecta de Hollywood.

En aquel entonces, las conjeturas sobre su separación se centraban en la supuesta imposibilidad de la pareja de tener hijos, un deseo expresado por ambos en numerosas ocasiones pero que nunca llegó a hacerse realidad. También se hablaba de un supuesto idilio entre Pitt y Angelina Jolie, tras un rodaje juntos, en “Mr. and Mrs. Smith”.

Después de su divorcio, en octubre de 2005, a Aniston se le conocieron distintas relaciones que no llegaron a cuajar. Por ejemplo, con el actor Vince Vaughn, con quien protagonizó “Separados” (2006); con el modelo británico Paul Sculfor en 2007, y con el músico John Mayer, del que se separó definitivamente en 2009.

Acto seguido, la Raquel de “Friends” encontró un apoyo en el actor, director y guionista Justin Theroux, sobrino del escritor Paul Theroux, al que conoció en el rodaje de “Wanderlust” (2011).

Entre los trabajos profesionales de Justin destaca el guión que escribió, junto a Ben Stiller y Etan Cohen, de la película “Tropic thunder” (2008), que recaudó casi 190 millones de dólares, y un pequeño papel en “Mulholland drive” (2001), de David Lynch.

 

La estela de "Friends"

Por su parte, la carrera profesional de Aniston se ha visto cimentada por el mayúsculo éxito de la serie “Friends”, que estuvo en antena diez temporadas, desde 1994 a 2004. Su papel de Rachel le proporcionó, a ella y a sus otros cinco compañeros protagonistas, una enorme popularidad.

Aquella “sitcom” de amigos le sirvió para encauzar su carrera hacia la comedia romántica, un género en el que ha destacado en filmes como “Ella es única” (1996), “Novio de alquiler” (1997), junto a Kevin Bacon; “Como Dios” (2003), con Jim Carrey; “Y entonces llegó ella” (2004), acompañada del genial Ben Stiller; o “Cómo acabar con tu jefe” (2011).

“Me parece fantástico que la crítica se refiera a mí como ‘la reina de las comedias románticas’, pero es una simple etiqueta a la que no hay que dar más importancia”, precisaba Aniston, en una entrevista con la Agencia EFE en julio de 2010.