•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE Reportajes

Atrévete a seguir la tendencia de esta temporada y córtate la melena. Se trata de un cambio radical que, combinando una amplia paleta de colores, efectos y texturas que proponen los estilistas, nos dará un aspecto fresco y totalmente renovado, cómodo, divertido, elegante o muy sofisticado, todo depende del corte por el que nos decantemos.

Aunque los cuellos al descubierto y bien definidos están de moda, pasar del pelo largo a un corto rabioso está reservado solo para las más osadas, pero también se puede ir acortando la melena paso a paso hasta dar con el “look” definitivo.

CORTE “BOB”

Es uno de los más versátiles, pues admite varios tipos de largo y se convierte, por lo tanto, en un aliado perfecto en la transición del largo al corto. El estilo “bob” de media melena puede combinarse con un efecto “messy” (despeinada o de recién levantada), que queda especialmente natural con el cabello ondulado y permite llevar el pelo recogido.

En la transición de corto a largo, este corte ofrece todas las posibilidades para no aburrirse, desde divertidos desfilados a originales rizados. El “bob”, que tiene sus orígenes allá por los lejanos años veinte del siglo pasado, es fácil de mantener y sienta bien a todas las mujeres, al proporcionar mucho movimiento y un toque de glamur, del que hace siempre gala la actriz Keira Knightley.

SOBRE ONDAS

El pelo corto y rizado es otra de las tendencias de la temporada, que pone el acento en el movimiento, una imagen a la que el estilista Lluís Longueras ha dado su toque personal con “Fusión Ricci’s”, que aporta propuestas muy frescas y “descaradamente femeninas”.

Cabezas de grandes volúmenes con rizos de diferentes diámetros y zonas intermedias texturadas para ofrecer la máxima irregularidad o, por lo contrario, zonas con rizos discretos.

También tienen cabida en esta colección los cabellos lisos cortos, con muchos toques de diseño en forma de “pisos” cortados en diagonal, que favorecen y remarcan las facciones.

PIXIE DESENFADADO

Y es que el pelo corto está de moda y para las más rompedoras triunfa el estilo “pixie”, popularizado por la actriz Mia Farrow en los años sesenta, que ha seducido a famosas como Beyoncé, que este año dijo adiós a su larga melena, aunque no ha sido la única.

Halle Berry, Anne Hataway o Emma Watson son solo algunas de las que apuestan por el corte a lo “garçon”, ya sea desde siempre o como decisión reciente, y solo con verlas se puede comprobar que un pelo bien corto está lleno de posibilidades, a la vez que aporta frescura y juventud a la imagen.

Con el flequillo largo, efecto “messy”, o rapado por los lados y con un pequeño tupé, que proporciona un estilo “neopunk” como el que luce Miley Cyrus, el “pixie” favorece sobre todo a las mujeres con la cara cuadrada o aquellas que quieren una silueta más estilizada.