•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Trescientos años estudiando, normando, comprendiendo y compartiendo el español, cumple este año la Real Academia de la Lengua Española, que se encuentra bajo la dirección de don José Manuel Blecua, ponente de la fonética y la fonología de la nueva gramática y promotor del DVD de ese material que recoge los sonidos de la lengua española y un curso de autoaprendizaje de fonética acústica.

Tras concluir el Congreso Internacional de la Lengua Española celebrado en Panamá, Blecua se encuentra en Nicaragua, donde ayer por la mañana, en el Salón Rubén Darío de la Asamblea Nacional, recibió la Medalla de Honor en Oro, en reconocimiento a sus méritos como rector de la institución insigne de la lengua española.

Academia nicaragüense se actualiza

Luego de que el presidente de la AN, René Núñez, le impusiera la medalla, el señor Blecua dijo en su discurso que durante el Congreso en Panamá se presentó la red informática que une a todas las academias y que favorecerá la unidad de las obras futuras de la RAE y la universalidad hispánica tanto en la creación de texto como en la búsqueda de los ejemplos.

Asimismo, señaló que por la tarde la Academia Nicaragüense de la Lengua inauguraría su sitio electrónico con el que entrará en un espacio sin fronteras.

“En este momento me permito suponer que la alta distinción que recibo se debe a todos los esfuerzos que durante siglos a favor de nuestro idioma han realizado la Real Academia y la Asociación de Academias que trabajan día a día con solidaridad internacional”, dijo sobre la Medalla de Honor.

Servicio público

El señor Blecua resaltó que la función social de las academias debe enfocarse en el servicio público, “una tarea prioritaria para que sean capaces de impulsar trabajos de ayuda, información y cooperación con la enseñanza, a la vez que funcionen como fuerzas motrices para el estudio y cuidado de la lengua”.

Finalmente, se mostró satisfecho por poder hacer suyos los paisajes que antes solo veía en los libros, dijo que estaba deslumbrado con la subida al volcán Masaya y por el paseo en lancha en las aguas del lago Cocibolca.

Citando a Rubén Darío que se declaraba español de América y americano de España, el presidente de la Asamblea Nacional dijo que estamos unidos por la lengua, la historia y la cultura, enfatizando que la palabra es la libertad del ser humano, porque lo enaltece.

 

Sobre el CILE en Panamá

En entrevista previa, el señor José Manuel Blecua dijo que en el congreso de la lengua realizado en Panamá, “se analizó desde la dimensión creativa o estética del lenguaje hasta las aplicaciones de los planes de estudio, la historia del libro como un medio de conocimientos, y la tecnología y la propiedad intelectual”.

En el CILE, Mario Vargas Llosa advirtió que “necesitamos defender y cuidar nuestra lengua, no cerrándonos a lenguas extranjeras, sino abriendo las ventanas de nuestro idioma para enriquecernos de otros lenguajes, tal y como ellos hacen con nosotros. Debemos evitar que nuestro idioma se empobrezca y se degrade”.

Una de las grandes conclusiones de ese encuentro entre académicos, maestros y ministros de Educación es la necesidad de “conquistar almas” para la lectura, convenciéndolas por el mero disfrute que provoca y no por obligatoriedad.