•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La casa de subastas Christie's rematará el 12 de noviembre próximo el mayor diamante de color naranja vívido del mundo, con un precio estimado de entre 17 y 20 millones de dólares (14 y 16 millones de euros).

"Es una piedra excepcional, un verdadero 'vívido'", un color particularmente intenso que capta la luz por todos los lados, explicó a la AFP el experto Jean-Marc Lunel, responsable de la división de joyería de Christie's en Ginebra.

Este diamante es el atractivo de esta tradicional venta de alta joyería que Christie's organiza en Ginebra en noviembre.

La venta se realizará la víspera de otra que organiza la competidora Sotheby's, que propone el 13 de noviembre el mayor diamante rosa del mundo por el que esperan conseguir 60 millones de dólares (48,7 millones de euros).

El diamante naranja tiene un peso de 14,82 quilates, y su tamaño es similar al de una gran almendra.

Se desconoce el nombre del propietario actual pero se sabe que la piedra se encontró en Sudáfrica.

Entre las otras piezas raras de esta venta figura un collar de diamantes y esmeraldas que perteneció a la princesa Fawzia de Egipto (1923-1994), una de las cinco hermanas del rey Faruq.

A Fawzia le encantaban as joyas y la alta costura, sobre todo la casa Van Cleef y Chanel.

El collar de esmeraldas que subasta Christie's lleva la firma de Van Cleef y tiene un valor estimado de entre 2,7 y 3,7 millones de dólares.

Christie's también subasta un broche suntuoso, moderno, diseñado por la china de 35 años Anna Hu.

El broche, conocido como "Côte d'Azur", tiene un valor de entre 2,5 y 3,5 millones de dólares.

Anna Hu iba para violinista, pero debido a problemas de salud, cambió de trabajo y empezó a diseñar joyas, un campo en el que se ha convertido en referencia en algunos años.

Entre las otras piezas raras que propone Christie's durante dos días en las subastas en Ginebra figura una caja que contiene una botella de un whisky rarísimo, de 45 años, del que solo se fabricaron 15 litros.

La botella, de 0,7 litros, está tallada en roca volcánica de Nueva Zelanda, y sale con un precio de venta de entre 220,000 y 330,000 dólares.

"Cuando se compra una botella a este precio, no se abre", dice el experto encargado del dossier. Para tener una idea del aroma de esta pócima, la botella se vende con un frasquito que se puede abrir y oler e incluso desgustar alguna gota.