•  |
  •  |
  • END

La actriz estadounidense Katie Holmes recibió esta semana críticas variadas por su debut en Broadway con la obra “All my sons”, de Arthur Miller. Holmes “realiza un buen debut en Broadway”, de acuerdo con el crítico del periódico Daily News, Joe Dziemianowicz.

La actriz actúa junto a la ganadora del Oscar Dianne Wiest, al galardonado con un Tony John Lithgow y al nominado al Tony Patrick Wilson. “Cuesta acostumbrase a su grandilocuente tono de voz, pero se le ve cómoda y agrega un adecuado destello de glamour”, explicó Dziemianowicz. “Verla bailar con Lithgow, besar a Wilson, hace que uno olvide que es la mujer de Tom Cruise”, añadió.

“All my sons” se basa en la historia real de un exitoso hombre de negocios que conscientemente le vendió al Gobierno componentes de aviones defectuosos durante la Segunda Guerra Mundial con trágicas consecuencias.

En la obra la verdad finalmente aparece y la vida del industrial se desenreda cuando su hijo intenta contraer matrimonio con la hija de su socio, Ann, interpretada por Holmes.

“Mientras se espera que Ann llegue al hogar de los Keller con esperanza y buenas intenciones, la señorita Holmes entrega gran parte de sus diálogos con un sentido áspero, torciendo cada palabra”, escribió el crítico del diario The New York Times, Ben Brantley.

Holmes se hizo famosa gracias a la serie de televisión estadounidense “Dawson crece”, antes de casarse con Cruise, con quien tiene una hija de 2 años, Suri. Recientemente protagonizó el fracaso de taquilla “Tres mujeres y un plan”.