•  |
  •  |
  • EFE

El cantante de música grupera y vocalista principal de la banda K-Paz de la Sierra, Sergio Gómez, fue hallado muerto el lunes en el estado mexicano de Michoacán, oeste, después de que fuera secuestrado el domingo.

Gómez, de unos 34 años, fue estrangulado y su cuerpo, que mostraba golpes y quemaduras en varias partes, fue abandonado en un camino rural del poblado de Chiquimitío, dijo un portavoz de la Fiscalía de Michoacán.

El cuerpo del líder de la banda fue identificado por dos integrantes del grupo, quienes dijeron desconocer los motivos del asesinato.

Según la prensa local, junto con Gómez fueron secuestrados los empresarios Víctor Hugo Sánchez y Javier Rivera, aunque ellos fueron liberados horas después. La portavoz de la Fiscalía michoacana dijo que no podía confirmar lo del secuestro de estas dos personas.

K-Paz de la Sierra tenía programada para el lunes la presentación de su nuevo disco titulado "Capaz de todo por ti". Intérpretes de música grupera, que incluyen en sus temas corridos sobre el narcotráfico, han sido blanco desde el año pasado de la violencia desatada por el crimen organizado en México, donde en lo que va de este año han sido asesinadas más de 2.500 personas.

A un día del asesinato de Zayda Peña

Apenas el pasado sábado la cantante Zayda Peña Arjona fue asesinada por un sicario que ingresó a un hospital de la norteña ciudad de Matamoros, donde se recuperaba de las heridas de un ataque a tiros que había sufrido horas antes.

La artista de 28 años, vocalista del grupo "Zayda y Los Culpables", falleció tras ser atacada por segunda ocasión durante las primeras horas del sábado cuando se encontraba ingresada en el hospital Alfredo Pumarejo de esa ciudad fronteriza del estado de Tamaulipas.

Hace un año, el músico Javier Morales, de 28 años e integrante del grupo Los Implacables del Norte, fue asesinado en la población de Huetamo, en el estado de Michoacán.

También el año pasado fue atacado el cantante Valentín Elizalde, quien cayó muerto el 25 de noviembre luego de que la camioneta en que viajaba en la ciudad de Reynosa (norte) recibió una ráfaga de 70 impactos de bala.

Mientras que el cantante Lupillo Rivera salió ileso de un ataque de sicarios que dispararon contra su automóvil en la occidental ciudad de Guadalajara.

En agosto de 2006, Trigo Figueroa, hijo del cantante Joan Sebastián, recibió un balazo en la nuca mientras trataba de controlar a la gente que había asistido a la presentación de su padre en el condado de Hidalgo, sur de Texas (EE.UU.). Este asesinato causó conmoción en el ambiente artístico y en el género grupero.