• León, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Artistas, promotores culturales, empresarios y miembros del cuerpo diplomático fueron testigos ayer de la apertura del Museo de Arte Contemporáneo Casa Deshón, ubicado en la intersección de la Calle Real, frente a la iglesia San Francisco, en León.

Este recinto, en el que se rinde un merecido homenaje a los artistas cuyas obras están dando vida a la creatividad actual, forma parte del esfuerzo de la Fundación Ortiz Gurdián, FOG, por lograr que León sea el mayor centro cultural de la región centroamericana.

Esta colección de arte contemporáneo se une a las colecciones de Arte Occidental y de Arte Latinoamericano que “habitan” en la Casa de Arte Norberto Ramírez, así como a las colecciones que se resguardan en la Casa Delgadillo y en la Casa Derbyshire.

Cabe destacar que todos estos inmuebles son de los más antiguos de León y fueron restaurados por la Fundación Ortiz Gurdián, que con mucho esfuerzo y dedicación ha ido reuniendo todas las piezas que hoy dan vida a cada uno de los corredores de las otroras casas de familia.

Durante la inauguración de la Casa Deshón, el señor Ramiro Ortiz Mayorga, Vicepresidente de la FOG, dijo que nadie puede hacer cosas si no tiene el corazón abierto a la amistad, y expresó su deseo de que estos centros que han venido desarrollando sean lugares donde se pueda propiciar el encuentro con las diversas expresiones que forman parte de la vida del hombre, esas que son agradables, útiles, bellas y de regocijo para nuestras almas, no solo en el sentido religioso, sino sobre todo porque la creatividad va dejando su huella en las diferentes etapas de la vida.

Además, reconoció que esta es una fase adicional del proyecto que se habían planteado, porque en realidad no tenían un plan definido.

“Patricia y yo nos encontramos con la oportunidad cuando hicimos la primera casa; primero la restauramos y decidimos que de nuestra colección de arte íbamos a hacer una selección, que tomó tiempo reunirla, pero nos quedó una colección muy linda, con obras de inicios de 1500; también incorporamos obras precolombinas”, acotó.

Durante la ceremonia agradeció a todas las personas que han hecho posible que se lograran reunir las colecciones, y con orgullo resaltó que anualmente reciben la visita de por lo menos veinte mil personas.

La ocasión fue aprovecha por don Ramiro Ortiz para manifestar el deseo de adquirir la última casa que queda en los alrededores, para lograr una especie de circuito cerrado del arte.

Al momento del corte de cinta, que dio por inaugurado el “templo del arte”, el matrimonio Ortiz Gurdián estuvo acompañado por uno de sus hijos y por varios nietos, con el propósito de que ellos asuman el compromiso de mantener viva la obra que ellos han iniciado.