•   Las Vegas, Nevada  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El español Alejandro Sanz se llevó el premio Grammy Latino a Mejor álbum contemporáneo pop por "La música no se toca", en la 14a entrega de los mayores premios de la música iberoamericana realizado este jueves en Las Vegas.

El madrileño dedicó el premio a Gabriel Abaroa, el presidente de la Academia Latina de la Grabación, por persistir en la celebración a la música latina a pesar de las dificultades.

En la ceremonia, Sanz cantó el tema que da título a su disco en una poderosa actuación junto a estudiantes del prestigioso Instituto de Música de Berklee.

Refiriéndose a los estudiantes, dijo luego a periodistas: "Son la cantera de la música. El flautista y la primera violinista, uno es palestino y otra es israelita, y me parece que es un mensaje muy bello".

"Ojalá el Latin Grammy tenga en cuenta a Berklee para futuros premios", añadió Sanz, que ya tiene tres Grammy anglos en su estantería y suma con éste su décimosexto Grammy Latino.

Refiriéndose a su colección de premios, aseguró que "todos son bonitos, porque esto lo votan los compañeros y los productores".

El premio lo dedicó "a una amiga que falleció justo hoy, así que fue un día de emociones encontradas".

Sanz busca también los trofeos a Grabación del Año y Álbum del Año, en la mayor fiesta iberoamericana de la música en el hotel Mandalay de Las Vegas (Nevada, oeste de Estados Unidos).