•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La gran pantalla se ha convertido en una competición de tiro con arco. Como las protagonistas Tauriel, de la saga “The Hobbit”, y Katniss Everdeen, de “Los Juegos del Hambre”. Aunque no han sido las primeras ni serán las últimas, muchos personajes femeninos de todos los tiempos han puesto a prueba su puntería en el séptimo arte.

Dominar el arte del arco y las flechas no es tarea fácil, pero las actrices Jennifer Lawrence (Katness Everden) y Evangeline Lilly (Tauriel) se han puesto manos a la obra y han afinado su puntería femenina.

A pesar de la torpeza de la que hizo gala la protagonista de “The Hunger Games”, al recoger su primer Oscar, cuando tropezó por las escaleras, Lawrence ha conseguido ser casi una experta en el dominio del arco y la flecha, lo que le ha valido el aplauso de los expertos.

“Gracias a los especialistas con los que trabajé, puedo decir que ahora soy bastante buena, ¿para qué te voy a mentir?”, comentó a un periodista la actriz durante la presentación de la primera entrega. Una agilidad que parece no haber desarrollado fuera de la gran pantalla, y a la que suma un fuerte carácter.

“Siempre he sido de la forma que soy. Nunca he sentido que tuviera opción a ser de otra manera”, asegura Lawrence, quien cree que su “tozudez” le ha ayudado a mantener los pies en el suelo y no dejarse arrastrar por la marea de la popularidad.

Photoshop para lanzas

Estas dos arqueras no son las únicas que ha dado la historia del séptimo arte, que entraña una larga lista de actrices, las cuales en algún momento de su carrera decidieron afinar su puntería.

Una de las más controvertidas ha sido la inglesa Keira Knightley, que se puso a la altura del mejor Robin Hood en “King Arthur” (2004), con una versión de lo más guerrera de la Princesa Ginebra, en compañía de Clive Owen y Mads Mikkelsen.

La polémica llegó con el cartel del filme, en el que la intérprete aparecía con el busto ‘photoshopeado’ para rellenar el minúsculo top que lucía en el cartel promocional de la película. La controversia acerca de este “aumentado” look hizo que, con motivo del estreno del filme “La Duquesa”, la actriz prohibiera que cualquiera de sus fotos fuera retocada. Toda una lección de puntería femenina.

Menos controvertidas por su imagen, y más orientadas al público infantil, han sido las figuras de la actriz inglesa Anna Popplewell, en “The Chronicles of Narnia”, o la impulsiva Mérida, protagonista de “Brave” (2012), un filme de animación la factoría Pixar, caracterizada con una frondosa cabellera pelirroja.

Pero no solo el género de ficción y fantasía acumula prestigiosas arqueras, numerosas son las actrices que han encarnado personajes de época que muestran a sus protagonistas blandiendo arco y flechas como pasatiempos.

Fue el caso de la “Emma”, de Jane Austen, protagonizada por Gwyneth Paltrow, o la ingenua May Welland, en la piel de Winona Ryder en “The Age of Innocence” (1993), de Martin Scorsese. Dos personajes que reflejan su gran carácter a partir de esta disciplina, que hermana el pasatiempo con la caza.