•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE Reportajes

Su papel de Carrie Mathison, en “Homeland”, ha hecho de ella una de las actrices de moda, pero Claire Danes lleva en el mundo de la interpretación desde que era una niña, y con su carrera ha sabido demostrar que no era flor de un día.

Claire Danes comenzó a actuar a los 12 años, y a los 15 logró el papel que la habría famosa en “My So-Called Life” (1994), pero lejos de ser una adolescente prodigio que se desvanece tras un par de papeles, a los treinta ha seducido a millones de seriéfilos, en la piel de la agente Carrie Mathison.

“Homeland” ha echado el cierre a su tercera temporada en Estados Unidos, mientras sus seguidores esperan una nueva entrega, con la que la agente de la CIA Carrie Mathison, que seguirá siendo uno de los pilares de la ficción, ha dado un espaldarazo a la carrera de Danes.

Chica de moda

Considerada una de las cien personas más influyentes del mundo por la revista Time, en 2012, Danes se ha convertido, desde su aparición en “Homeland”, en una de las actrices de moda, como lo demuestra que el pasado diciembre presentó, junto al actor Aaron Eckhart, el concierto del Premio Nobel de la Paz en Oslo.

En esa serie de espías y de lucha contra el terrorismo internacional, Danes se transforma en Carrie Mathison. Un personaje fuerte, imprevisible, inteligente, de profundas convicciones patrióticas, y dispuesta a darlo todo por su trabajo y por su país. Capaz de hacer frente a su trastorno de personalidad bipolar y con un solo punto débil: el exmarine, excongresita y fugitivo Nicholas Brody.

La actriz estuvo en contacto con agentes de la CIA para dar cuerpo a la agente Mathison y en Danes, quien reconoce que guardar secretos, tal y como debe hacer cualquier buen espía, no es una de sus mejores cualidades, también tuvo que aprender sobre la enfermedad de su personaje, que sufre un trastorno bipolar, lo que le llevó a leer libros sobre el tema y conocer a personas con esa enfermedad.

Un personaje difícil, pero decisivo en su carrera, que le ha dado una buena ración de premios. En 2012 logró un Globo de Oro y un Emmy, además de un Satellite Award, entre otros. Un año más tarde repitió con el Globo de Oro, el Emmy, el Screen Actors Guild Award y el Satellite Award, por su papel en la segunda temporada.

Actriz precoz

En su vida, Danes ha mostrado tanta determinación como su personaje, pues ya a los cinco años tomó la decisión de ser actriz, a los diez empezó a estudiar en Lee Strasberg Theater Institute, y hoy a los 34 ya suma cuatro Globos de Oro y dos premios Emmy.

De niña siempre fue “muy segura”, ha recordado en alguna entrevista. Hasta el punto de que a los cinco años “ya sabía que quería ser actriz”, y Madonna fue su “musa original” cuando la vio actuar en televisión y fue consciente de que “interpretar podía ser una vocación”.

Su primera interpretación fue en el corto “Dreams of Love” (1990), y de ahí se sucedieron algunas participaciones en series como “Law and Order” o en el largometraje “Little Women” (1994).

Aún en plena adolescencia le llegó el primer Globo de Oro, en 1995, como mejor actriz de una serie de drama por “My So-Called Life”, que la dio a conocer como Angela Chase, una adolescente de 15 años que lucha contra sus problemas de identidad.

Pero su popularidad dio un salto junto a Leonardo DiCaprio cuando, con 17 años, se puso a las órdenes de Baz Luhrmann en “Romeo+Juliet” (1996), una versión actualizada del clásico de Shakespeare.

Sin embargo, las ambiciones de Claire Danes no se limitaban a la interpretación, y decidió darse un respiro de las cámaras para ingresar en Yale y cursar psicología, aunque lo dejó dos años después y volvió a las tablas.

Con el cambio de siglo se embarcó en los más variados proyectos, con películas como “The Hours” (2002), Terminator 3: Rise of the Machines (2003), “Shop”, “Stardust” (2007) o la más nueva, “As Cool as I Am” (2013), y trabajó con directores como Jodie Foster, Francis Ford Coppola, Oliver Stone, Stephen Daldry y Richard Linklater.

 

Personajes diferentes

Si el personaje de Carrie Mathison, que sufre un trastorno bipolar, le ha reportado numerosos reconocimientos, su primer Grammy vino de la mano de “Temple Grandin” (2010), una película televisiva sobre la vida de esa científica de animales que en los años 70 y 80 revolucionó el concepto de corrales y mataderos en Estados Unidos, y que sufre síndrome de Asperger, un tipo de autismo.

El papel le valió el respaldo de la crítica, así como su segundo Globo de Oro, en 2011, a la Mejor Actriz de TV Movie, el Satellite Award y el Screen Actors Guild Award, aunque quizá el mejor premio fue que la propia Temple Grandin alabará su interpretación.

Y mientras su vida pública pasa del set de rodaje a las alfombras rojas, Claire considera que la fama “no es una recompensa. La recompensa --puntualiza-- es lo que consigues cuando haces lo que te gusta”.