•  |
  •  |
  • END

Con la realización de un concierto con música de Carlos Santana, la Ruta Maya inició este jueves las celebraciones de su XV Aniversario de fundación, llegándose a convertir en una puerta para el arte de la música en Nicaragua.

En el especial participaron los guitarristas Eduardo Araica, Andrés Sánchez, Pablo Rodríguez, Augusto Gallegos, Ricardo Palma y Mario Sacasa. Este último dejó al descubierto su habilidad para tocar la guitarra, ya que en el tema “Oye cómo va” hizo un requinto bajo el estilo conocido como “cacho volteado”.

“Aguantar quince años con una pequeña empresa cultural en la coyuntura económica que estamos viviendo es realmente una hazaña, después de habernos constituido en octubre de 1993”, dijo Cristina Hoernicke, miembra de la Junta Directiva de la Ruta Maya, quien a reglón seguido indicó que este proyecto sin el apoyo de los medios de comunicación como EL NUEVO DIARIO, “que desde un inicio nos apoyado, esto no hubiera sido imposible”.

Reconocimiento a icono del pentagrama nacional
Ruta Maya y los guitarristas Ricardo Palma, Eduardo Araica, Andrés Sánchez y Pablo Rodríguez, hicieron a través de una placa metálica un reconocimiento a Augusto Gallegos, por sus 40 años de bregar en la música.

El director de Llama Viva recibió una placa metálica y una guitarra Epiphone de manos de Enrique Sánchez, del grupo La Pared (integrado por varios abogados y profesionales que interpretan música de Pink Floyd).

“Alabado sea el Señor”, dijo Augusto al agradecer, y agregó: “Acepto este reconocimiento no a título personal; lo recibo a nombre del grupo Llama Viva, porque ha sido la agrupación con la que he estado durante treinta y cinco años y no he dado un paso atrás, mientras otros se han tirado del barco. El ebrio de la terquedad he sido yo”.

El tema que interpretó después del homenaje fue “De mí para ti”, acompañado por Ricardo Palma y Pizote Proyect.

Donald Méndez, Presidente de la Directiva del centro, dijo que “en nuestro país no es fácil hacer una labor cultural y artística, pero estamos felices porque al menos la mitad del público que llegó son artistas, y el que no es artista igual los aguanta y están vinculados como la gente de END”.

Dentro de los testigos de la calidad musical que demostraron los seis guitarristas, así como la agrupación de base Pizote Proyect; se encontraban el gerente general y la gerente de mercadeo y ventas de END, Gabriel y Ana María Chamorro, respectivamente.