•  |
  •  |
  • END

FARO / PORTUGAL
Hace 13 años la firma francesa abandonó el segmento de los coupés tras la desaparición del Renault Fuego. Ahora, este fabricante apuesta de nuevo por un modelo emocional con la versión coupé del Laguna.

Hace aproximadamente un año, la firma del rombo introdujo en Europa la tercera generación del Laguna. Desde entonces, la marca francesa ha comercializado algo más de 102 mil unidades de este modelo. De todas ellas, 68 mil se corresponden con la carrocería de cinco puertas y el resto --34 mil -- pertenecen al familiar.

El Laguna Coupé nace para convertirse en la nueva punta de lanza de Renault. Y es que hasta la fecha Renault no contaba con un vehículo que competiera de cerca, por empaque y diseño, con rivales de segmentos superiores.

Por ello, el Laguna Coupé ha sido desarrollado para lograr admiración, para que aquel que lo vea por la calle le siga con la mirada… pero también para atraer a los posibles clientes, a concesionarios.


Un perfil poderoso
Buena parte de culpa de la expectación que genera el Laguna Coupé la tiene su cuidado diseño. Y es que mientras la carrocería berlina pasa algo más inadvertida, este coupé se convierte en el centro de todas las miradas. Incluso, hasta nos atreveríamos a decir que incluso las fotos no le hacen justicia, puesto que al natural es mucho más sorprendente que lo que se puede apreciar en la pantalla o en un catálogo. De hecho, el mayor atractivo es el lateral e incluso mayor glamour tiene aún si el punto de vista es lo que llamamos un tres cuartos trasero.

Otros elementos característicos del diseño del nuevo modelo francés son la nervadura central del capó, las entradas de aire sobredimensionadas del frontal y acompañadas de una rejilla cromada, las llantas de 17 y 18 pulgadas de diseño robusto, y sobre todo el estrecho portón trasero que descansa sobre unos hombros muy marcadas. A todo ello se suman unos grupos ópticos traseros muy estrechos iluminados con diodos leds.

No obstante, Renault no ha querido que el Laguna Coupé sea sólo admirado por su diseño, sino también por un comportamiento deportivo y dinámico. Y desde luego, respecto a un Laguna berlina, este coupé es más emocionante de conducir.


Plazas traseras justas
Hasta ahora, tenemos que reconocer que el Laguna Coupé nos ha sobrecogido. Tiene una estampa poderosa, un diseño muy cuidado y un comportamiento mejorado respecto al de la berlina. No obstante, esta buena nota alcanzada hasta el momento pierde algún que otro entero en el momento de analizar la habitabilidad del vehículo. Y es que mientras que los ocupantes delanteros no tendrán problema alguno puesto que gozarán de una gran amplitud, los dos pasajeros de la segunda fila --sólo se puede configurar con cuatro plazas-- tendrán una distancia justa tanto para las piernas como para las cabezas. De hecho, en el caso de que estos superen los 1.80 metros de altura, rozarán con sus cabezas.

Como contrapartida, acceder a las plazas traseras es una tarea relativamente sencilla. Nada más accionar el pulsador situado en la parte superior de los asientos, éstos se desplazan de forma automática hasta alcanzar su posición más adelantada, dejando así un elevado hueco para acceder a los asientos posteriores.

Respecto al maletero, el Laguna Coupé cuenta con una capacidad de 423 litros, lo que supone 27 litros menos que la versión de cinco puertas. Bajo el piso del maletero nos encontramos con una rueda de repuesto temporal y sorprendentemente con la batería.


Calidad de rodaje
Junto a la estética y a un mayor dinamismo respecto a la berlina, el Laguna Coupé sobresale porque presenta un gran confort de viaje. En este sentido, cabe señalar que aunque las ventanillas no poseen marcos, sí bajan ligeramente cuando se abre la puerta, para luego quedar encastradas una vez cerrada la misma. Ya en marcha se aprecia cómo Renault ha trabajado a conciencia logrando una buena insonorización del vehículo. De hecho se puede mantener una conversación perfectamente sin necesidad de subir el volumen de la voz hasta velocidades incluso por encima de los límites legales. Tan sólo a muy alta velocidad los ruidos aerodinámicos aumentan.

Amplio equipamiento
La gama del nuevo Laguna Coupé estará formada por tres niveles de equipamiento: coupé, GT y Initiale. En este sentido cabe señalar que tan sólo el acabado GT será el que cuente con las cuatro ruedas directrices.